13/02/2018 |

SEMANA DE DEFINICIONES

Cesantías y represión en los ingenios de Salta y Jujuy

Las empresas El Tabacal, Ledesma y La Esperanza impulsaron una ola de despidos que generó cortes de rutas en Jujuy y Salta. Esta semana están previstas reuniones con los propietarios de varios de estos ingenios azucareros.

Cesantías y represión en los ingenios de Salta y Jujuy

Los pueblos azucareros de Salta y Jujuy atraviesan días de incertidumbre tras el cierre del Ingenio San Isidro -que dejó a 730 trabajadores en la calle- y una ola de despidos impulsada por las empresas El Tabacal, Ledesma y La Esperanza. Si bien esta semana hay reuniones previstas en algunas de las compañías, los gremios se están encontrando con una negativa cerrada a sus reclamos de reincorporar a los despedidos. La Federación Azucarera Regional prepara para el lunes 19 una caravana de 300 kilómetros que recorrerá los cuatro ingenios.
La situación en el Ingenio San Isidro es la más grave. Ubicado en la localidad de Campo Santo, a 45 kilómetros de la capital salteña, el ingenio emplea de manera directa a 730 personas, pero otras 1900 dependen de la actividad de manera indirecta. La multinacional que lo controla, el grupo peruano Gloria, presentó un procedimiento preventivo de crisis en el Ministerio de Trabajo y justificó el anuncio de cierre en “las pérdidas constantes y sostenidas” que vendrían sufriendo en los últimos cuatro años. A los obreros se les niega el ingreso desde el 19 de enero.
Las consecuencias sociales del cierre serían gravísimas no sólo para el departamento donde se asienta, General Güemes, sino para toda la región. El titular de la Unión de Cañeros Independientes de Salta y Jujuy, José María Jure, explicó en este sentido que los productores jujeños entregan en cada zafra “350 mil toneladas de caña de azúcar para la molienda del ingenio San Isidro”.
“El problema que hoy están teniendo las 730 familias del ingenio se multiplicaría por tres o cuatro si tenemos en cuenta el personal dependiente de los productores independientes. Es un problema muy grande para Salta y Jujuy”, declaró el consultado al diario El Tribuno.
En el Ingenio San Martín, de El Tabacal (localidad de Hipólito Yrigoyen, en el norte salteño), a las 181 cesantías siguió la represión de los afectados, que mantenían un corte de la ruta 50. El vienes pasado, el violento desalojo terminó con siete obreros detenidos. El delegado Adrián Zabala fue uno de ellos.
“La represión les terminó jugando en contra, porque la gente de Orán salió y volvió a cortar la ruta, hasta que nos liberaron”, contó Zabala.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Dejar un comentario