13/03/2018 |

LA MIRADA DE ESTEBAN BOYLE

A 10 años del inicio del conflicto por “la 125”

El presidente de la Sociedad Rural de Venado Tuerto recordó el conflicto que se dio en torno a la Resolución 125 y cómo impactó en la ciudad, que fue uno de los epicentros del corte de rutas y paro agropecuario.

 A 10 años del inicio del conflicto por “la 125”
Esteban Boyle.

El pasado 11 de marzo se cumplieron 10 años del inicio de uno de los acontecimientos políticos más importantes del último tiempo: el conflicto campo-gobierno en torno a la Resolución 125. En este marco, el presidente de la Sociedad Rural de Venado Tuerto, Esteban Boyle, recordó cómo se vivió en la ciudad este hecho que duró hasta el 18 de julio del mismo año, cuando el entonces vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, dio su voto “no positivo” al proyecto, tras el empate en el Senado.
Venado Tuerto fue uno de los epicentros de la protesta rural, con paros y cortes en el cruce de las rutas 8 y 33. "Sin duda fue el conflicto más importante que tuvo el sector luego del 'Grito de Alcorta'", destacó Boyle.
Haciendo un poco de historia, el dirigente rural recordó: "Cuando ingresó el presidente Eduardo Duhalde pidió colaboración, adjudicándose un 10 por ciento de retenciones a la soja. Con el gobierno de Néstor Kirchner se aumentó al 27 por ciento y antes de que ingrese Cristina Fernández llegó al 35 por ciento. Mientras los precios internacionales eran buenos, el campo digería y aportaba para solucionar muchos temas sociales que eran más que importantes. Pero el 11 de marzo, el entonces ministro de Economía, Martín Lousteau, lanza la famosa Resolución 125, con retenciones móviles que se iban arriba del 40 por ciento".
En este sentido consideró que "ante semejante atropello a la rentabilidad agropecuaria, el campo se unió y salió a la ruta, empezando así el gran conflicto campo-gobierno", que se extendió casi cuatro meses. Para Boyle, "la entonces presidenta Cristina Fernández hizo lo lógico y envió el proyecto al Congreso, que terminó rechazándolo con el empate en el Senado y el voto 'no positivo' de Cobos".
Asimismo, el presidente de la Sociedad Rural sostuvo que una de las cosas que quedaron muy claras a partir de este conflicto es que "el hecho de protestar en las rutas no tiene ningún sentido, porque se molesta también al que está trabajando y uno no tiene ningún derecho de prohibir el paso". Y disparó: "Este es un método que cumplió su etapa, que se hizo, pero que no estaría de acuerdo en que se vuelva a hacer".
A su vez, expresó que este paro agropecuario "terminó afectando a todos, porque la grieta se fue agrandando muchísimo más entre personas que se manifestaban a favor y en contra, cosa que no nos sirve como sociedad", añadiendo que "si hay algo que pregonamos desde la Rural de Venado Tuerto es que tenemos que estar todos juntos y unidos, campo-ciudad, ciudad-campo, porque es la única manera de sacar el país adelante".
Un aspecto positivo del conflicto "fue la unión del campo, con la conformación de la Mesa de Enlace", labor que fue reconocida el año pasado por la Rural local, siendo la primera institución del país en destacar el protagonismo que tuvieron las entidades en aquel 2008.
Por último, y en cuanto al escenario actual una década después, Boyle valoró la decisión del Gobierno nacional de "eliminar las retenciones en maíz y trigo, lo que le permite a los productores rotar los cultivos y mejorar la realidad, más allá de que hubo que atravesar fenómenos climáticos con inundaciones y sequías", sentenció.

Autor : Santiago Balagué
Galería de la Noticia
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Dejar un comentario