10/08/2018 |

El escultor emblema de la ciudad

La estatua de Cayetano Silva, el último gran legado de Raúl Bertolini

Fallecido pocos días antes del descubrimiento de la obra, fue homenajeado a la par que el músico uruguayo. Su hijo Federico contó del esfuerzo que puso Raúl para completar esta obra y cómo sintieron el reconocimiento.

La estatua de Cayetano Silva, el último gran legado de Raúl Bertolini

Esta semana, cuando se descubrió la imagen de Cayetano Silva en el playón de la Estación de Trenes, no sólo se rindió tributo al músico uruguayo que en estas tierras encontró inspiración para componer la emblemática Marcha San Lorenzo, sino que además se puso en valor uno de los lugares más bellos y emblemáticos de la ciudad, testigo del desarrollo urbano casi desde el origen de Venado Tuerto.
Y eso fue posible gracias al arte del gran Raúl Bertolini, el escultor por excelencia de estas tierras, quien dejó su sello en más de una decena de bustos y estatuas de nuestros parques y plazas, pero no pudo contemplar su última realización, dado que falleció pocos días antes de su descubrimiento.
Federico, hijo de Raúl, lo acompañó en todo el proceso y da cuenta de los sentimientos encontrados que generó este emotivo acto, donde los homenajeados fueron dos: Silva y Bertolini.
“Es la última gran obra de Raúl, que por muy pocos días no alcanzó a descubrirla y verla concluida, fueron apenas 15 días, pero está muy presente en esta actividad. Quedó una estatua muy linda, hecha con mucho esfuerzo, tiempo y sacrificio, para que todo quedara en el mejor estado”, destacó.
Federico estuvo trabajando los últimos meses a la par de su padre, quien ya tenía la salud deteriorada, pero hizo un gran esfuerzo para completar la obra que hoy luce en la esquina de Sarmiento y Juan B. Justo: “En realidad él hacía el trabajo y yo lo ayudaba muy humildemente dando mi aporte. Con mucho sacrificio, Raúl la pudo terminar y que quedara lo mejor posible”.
Como quedó reflejado a lo largo del acto, “termina siendo también un homenaje para mi viejo, por la cercanía entre su muerte y este descubrimiento, con una obra magnífica que es la única de cuerpo entero de Cayetano Silva, como destacó Roberto Landaburu”, remarcó Federico.
En cuanto al proceso de realización de la escultura del músico, el hijo del autor contó: “Raúl siempre fue muy detallista en sus trabajos, las controversias que iban surgiendo en el momento eran siempre a partir de su exigencia y que quedara acorde a como él quería que fuera”. En este caso, Bertolini completó su escultura en yeso, pero no alcanzó a verla fundida.
En espacios públicos de Venado Tuerto hay entre 10 y 12 obras de Raúl Bertolini, reseña su hijo, quien completó a modo de conclusión: “Estamos muy emocionados con todo esto, y aunque hoy ya no lo tengamos, su existencia trasciende, está presente en cada una de sus obras”.
Raúl Bertolini fue reconocido como ciudadano notable de Venado Tuerto, ciudad en la que nació, en 2014. Formado en Escultura en la Universidad Nacional de Rosario, realizó obras en bronce y cemento que ya son patrimonio cultural de la ciudad y localidades aledañas.
Entre sus trabajos más emblemáticos se encuentran los homenajes al Dr. Luis Chapuis en la Terminal de Omnibus “Arturo Illia”; a Rosa de Galisteo, en la plaza Malvinas Argentinas; el busto de Cayetano Silva, ubicado en plaza San Martín; y el emblemático Venadito.
También realizó varios bustos, entre los que se encuentran los de José de San Martín, Mariano Moreno, Martín de Güemes y Domingo Faustino Sarmiento.

Autor : Juan Miserere
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Dejar un comentario