07/12/2018

ESPECTACULOS | Andy Kusnetzoff VOLVER

Hombre de radio

El conductor de "Perros de la calle" (Metro) se presta al desafío de hacer un balance y repasar los 16 años de su programa. En los Martín Fierro de la radio, fue el gran ganador.

Hace apenas unas semanas, Andrés Kusnetzoff, en la fiesta que premia a la radio, ganó el Martín Fierro de Oro por Perros de la calle (Metro 95.1, lunes a viernes de 9 a 13), programa que está al aire desde hace 16 años, y que comparte con Gabriel Schultz, Cayetano, Nicolás Harry Salvarrey y María O'Donnell. 

Andy remarca que el triunfo, más allá que la chapita diga su nombre, es del equipo, ese que fue moldeando a lo largo de los años y con el cual lo festejó en la madrugada del lunes 26 de noviembre, solicitándole a cada uno unas palabras. Suele ser una costumbre del conductor esa de pedir que sus compañeros expresen sus sentimientos. "Ellos me deben odiar, pero creo que suma", se defiende Andy, que asegura que esa es una de las claves del programa. 

A lo largo de 2017 y 2018 -el período que premia Aptra- Perros de la calle ha cosechado destacados momentos que justifican el reconocimiento para su conductor. Algunos fueron la transmisión histórica desde la Torre Eiffel, el programa especial desde La Casa de Ana Frank en Amsterdam, la Misión Solidaria, que no para de crecer, y el informe sobre la trata de mujeres centrado en la figura de Susana Trimarco, que le valió un premio del New York Festival. Todo eso sumado a las divertidas entrevistas, las bandas en vivo y las distintas charlas con oyentes, que muchas veces logran tocar la fibra más íntima gracias a la labor del "Tiburón emocional", tal como definió el escritor y columnista del ciclo Eduardo Sacheri a Andy por su capacidad de oler por dónde encontrar la emoción.

-¿Te gusta ese apodo?

-Sí. Lo que más me gusta de la radio es buscar la emoción.

-Últimamente, las historias de vida de los oyentes ganaron mucho protagonismo, incluso son factor clave para que se ganen distintos premios... ¿Te cuesta bucear en esos lugares?

-A mí me resulta fácil. Es lo que más me gusta. Por eso Sacheri me definió así. Yo me siento cómodo en ese terreno, que es el emocional. En CQC no ponía nada emocional, ponía la rapidez y ser canchero. Pero en la radio encontré eso que soy yo. Y sí, me gusta que si alguien se va a ganar una entrada cuente una lista historia. Voy más por lo emocional que por lo lúdico. Disfruto mucho esa parte. Me gusta la posibilidad de darle a un oyente algo que no está a su alcance, como también fue (la sección) Buzón de Perros. Ese es mi terreno, sin dudas.

Andy confiesa que en 2002 comenzó el programa como "un proyecto radial más". Sin la ilusión, asegura, de que su voz acompañara a mucha gente durante 16 años, el tiempo -como a él le gusta decir- en el que uno hace la primaria, el secundario y la universidad. "Primero arranqué en Radio Mitre, porque quería algo que me diferenciara de la figura de Mario (Pergolini). Por eso opté por la AM. Pero pasó el 2001 y la debacle. Y ahí surgió esta oportunidad en Metro", recuerda Andy, luciendo una remera de Reservoir Dogs, la película de Tarantino que le dio nombre a Perros...

-¿Cómo se sostiene un programa tanto tiempo?

-Lo importante para que dure tanto y esté vigente es aggiornarse a todo. Y Perros... se fue reinventado muchas veces. Si bien hay un núcleo duro que continúa, si vos te ponés a pensar, todo el tiempo hay cambios. Para mí la esencia del ciclo es su lado divertido y su costado sensible, más profundo. Eso siempre fue así. Empezamos en el 2002. Los primeros nietos recuperados vinieron primero al programa, junto a varias notas a Estela de Carlotto, porque también tenía que ver con mi historia. Después, también fue para el lado social y solidario. Y ahora estamos en una etapa que se destaca por sus columnistas: (Hernán) Casciari, Sacheri, Gastón Gaudio, María (O'Donnell), Vero Lozano, Gabriel Rolón... ¡Un seleccionado!

-El avance del feminismo también obligó a algunos cambios, ¿no? La inclusión de voces femeninas, la forma de tratar ciertos temas y la pérdida de espacio para "Da para darse", quizás la sección más famosa...

-El feminismo es un movimiento que apoyo y busqué la forma de incorporarlo. Fuimos trayendo más mujeres. Al aire es verdad que no había tantas, pero la producción siempre fue manejada por mujeres en su totalidad. Yo decía "parecemos un programa de hombres, pero está manejado ciento por ciento por mujeres".

-¿Y el tema del "Da para darse"?

-Sí, antes yo insistía más a las mujeres que decían que no querían, pero obviamente eso se erradicó. Nada es igual a 2002. Se fue aggiornando. Un poco de gracia siento que perdió. De hecho, creo que termina este año y no sé si vuelve.

-¿Confirmado? 

-Puede ser. No tiene nada de malo que dos personas se quieran dar. Pero hay una parte que nosotros le poníamos un montón de condimentos y que hoy no se puede.

-¿Te molestó que la radio sea tildada de machista? ¿Se hablaba de eso en la interna?

-Sí, por supuesto que se hablaba. Para mí, en ningún momento lo fue. Además... el machismo no es sólo que haya mayor cantidad de hombres, el machismo es todo lo que se dice. Y yo soy una persona, y el que escucha hace años lo sabe, cero machista. Queda medio boludo decir esto, pero soy bastante femenino, en el concepto y en la forma de pensar. Y además, si te ponés a pensar, Basta está incorporando mujeres, en el programa de (Juan Pablo) Varsky son mitad y mitad, y (Sebastián) Wainraich está con Julieta Pink. La verdad que no lo siento. Creo que es más una interna radial que se generó.

-¿El hecho de tener una hija (Helena, de dos años) te cambió y te acercó a otro público?

-Yo creo que sí. Estiramos la adolescencia lo más posible, pero llegó. Eso también te renueva. En la radio contamos mundos, y cada uno primero se basa en su mundo personal. Y hasta que no sos padre no entrás en el mundo de los padres, en la falta de sueño, los pañales, los espectáculos infantiles... Ahora ése es mi mundo.

-¿Los menores de 25 no escuchan radio?

-Yo no coincido con eso. Para nada. Nosotros tenemos mucho de ese público. No sé si a los 12 o 15 años, pero después llegan a la radio. Lo escucharán en el auto, en el celular, en la app, pero sigue siendo la radio. Para mí escuchan, hay un montón de 18 a 25 que nos escuchan.

-¿Buscan captar ese público?

-Trato que los contenidos sean multiedad, sobre todo por el lado de la música. Eso suma, pero lo que no va es hacerme el pendejo. No me interesa y no me sale. En definitiva, lo que prima en la radio es contenido, es divertirse, trasmitir emociones, y para eso no hay edad.

-¿Te gusta estar pendiente de las mediciones del programa?

-Sí, analizo todo, siempre. Quique Prosen, que fue el que armó esta radio, me decía que hay tres patas: la repercusión en la calle, el rating y la facturación. Es un combo. Y yo estoy recontra contento con los resultados del programa.

-¿No te afecta no ser el más escuchado en las mañanas?

-¿Qué es lo que te cambia? Estamos segundos en vez de primeros, nada más. La verdad es que yo estoy muy orgulloso del programa. Sí me importan las mediciones y la facturación, pero mi desafío es hacer el mejor programa que pueda, y tratar de pasarla bien, que no sea un tedio. Eso es algo que en la tele me cuesta un montón. Ahora encontré un programa (PH, por Telefe) que disfruto, pero en general sufro a la tele. Pero acá en la radio tengo amigos, estoy con mi mujer (la productora Florencia Suárez), viajamos por el mundo, ganamos premios internacionales... Para mí es un placer.

-¿Sentís que con PH: Podemos Hablar encontraste tu lugar en la tele?

-Estoy contento porque es lo más parecido a la radio que hice en televisión. Es lo más verdadero que hice. La tele es muy forzada, por eso antes me sentía mejor en la calle, que es más verdadera que un estudio. Me decían: "Tu trabajo no es igual que en la calle". Yo nunca me sentí mal conductor. Pasa que no encontraba algo que me gustara, porque no me siento cómodo como animador. Ahora lo puedo decir después de muchos años. No me siento cómodo como animador. Pero sí liderando un programa como PH, que transita varios climas.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EN DICIEMBRE SE MARCO UNA BAJA EN LOS PRECIOS CONSUMIDOR

La inflación acumulada de 2018 fue la más alta desde 1991

HOY SE HARA UNA EN BARRIO RIVADAVIA

Reunión sobre seguridad en barrio Tiro Federal