07/12/2018

MUJER | Palpitando la Navidad VOLVER

¡Llegó el momento de armar el arbolito!

Con sus colores, luces, bolas y guirnaldas, el famoso pino es la estrella indiscutida del fin de año. Ideas para renovar un ritual lleno de encanto.

Protagonista indiscutido de la decoración navideña, todos los 8 de diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción de María, elegimos un pino (o sacamos de alguna baulera el pino artificial) y lo decoramos, lo llenamos de colores y luces y empezamos a descontar los días que restan hasta la Noche Buena. El ritual se repite pero, cada año, es lindo sumar algo nuevo, renovar algún detalle y recrear ese rincón que llena de magia el hogar. 

Armar el árbol puede ser un plan ideal para compartir en familia, generando una ceremonia que regala a los más chicos algunos de los mejores recuerdos de la infancia. Más allá de lo simbólico y lo religioso, decorar el arbolito es una hermosa oportunidad para sumar a la casa un toque festivo que ayude a cerra el año con alegría.

Cómo adornarlo 

Hoy en día contamos con una variedad de adornos tan amplia que puede resultar abrumadora. Por eso, antes de entrar en "modo desesperación" y comprar sin ton ni son, conviene recordar cuáles son los tres imprescindibles que no pueden faltar.

Las "bolas" del arbolito: son tan tradicionales como la propia Navidad. Hay gente a la que le gusta poner todas bolas del mismo color, generando un efecto visual más relajado, en general con opciones rojas, plateadas o doradas. Pero la mayoría opta por decorar con bolas de todos colores y queda muy pintoresco.

Las guirnaldas son otro de los clásicos que suman luz y brillo al arbolito. En general se usan opciones plateadas o doradas, aunque hay otras alternativas que quedan muy bonitas.

Y, por último, no podemos olvidarnos de incluir el remate final: la estrella que se ubica en la cima del pino. En este punto hay que tener cuidado en no excederse con el tamaño, porque a veces quedan demasiado grandes y no pueden sostenerse.

Para adornar el árbol, lo importante es mantener un equilibrio sin recargarlo de objetos. Muchas veces sumamos a las bolas estrellas, paquetitos, piñas, muñecos y otros adornos y el pino luce un tanto abrumado.

Si querés darle elegancia, lo mejor es no sumar demasiados colores y evitar aquellos adornos demasiados vistosos que puedan resultar visualmente molestos. También es bueno que la elección del árbol y su decoración no esté en disonancia con el estilo general del lugar donde va a estar ubicado.

Con una buena dosis de creatividad y paciencia, podemos lograr una hermosa decoración navideña. Es cuestión de combinar bien los accesorios y animarse a probar ideas en los distintos espacios. 

Algunos tips

-Un árbol clásico: podés usar los colores navideños clásicos, que son el rojo y el dorado. Podés acentuar el verde del árbol con adornos rojos y agregarle las guirnaldas y lazos de color dorado metálico. El mismo color puede llevar la estrella.

-Estilo nórdico: la clave de este estilo es la serenidad. Sus ejes son mucho blanco, mucha madera y combinación de objetos artesanales, luces cálidas y elementos de la naturaleza. En este caso podrías elegir un color frío, como el azul, para las bolas, y el resto en madera. Las guirnaldas deberían ser de color blanco brilloso.

-Otros colores: que quedan bien combinados son el azul y el plateado. Para darle un toque exótico, podés usar los colores brillosos de la gama del blanco. Para una estética invernal al estilo minimalista usá sólo adornos blancos o plateados.

-Rústico: En los interiores de estilo rústico o campestre quedan muy bien los árboles artesanales, rodeados de piñas y ramas.

Las luces 

Otro de los elementos que alegran la decoración navideña son las luces decorativas, otorgando un toque súper cálido.

A la hora de acomodarlas en el arbolito, recordá que las luces son lo primero que hay que colocar antes de empezar a adornar el árbol, ya que, si dejás las luces para el final, podrías enredarlas con los adornos y resultaría muy complicado. Ponelas de arriba hacia bajo y empezando por el interior de las ramas para luego sacarlas al exterior.

El Pesebre

El Pesebre representa el nacimiento de Jesús y es justamente lo que da origen a estas fiestas. En la mayoría de los hogares, se decora toda la casa con adornos navideños y se monta el Pesebre al pie del pino, lo que lo convierte en otro de los ornamentos propios del árbol navideño. Lo ideal es que coincida con la decoración elegida.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL PRESIDENTE MACRI EN EL FORO ARGENTINA EXPORTA

"Nunca la Argentina tuvo tanto impulso exportador como ahora"

MUJERES AVANZAN EN LEGISLATIVOS, PERO NO EN EJECUTIVOS

Baja presencia femenina en los cargos ejecutivos del sur provincial