14/12/2018

SABORES | Trifle VOLVER

Sabor y color, entre capa y capa

En un postre que brinda muchísimas posibilidades; existen tantas variantes como cocineros haya, más incluso que paladares dispuestos a saborear este dulce. Sencillo pero fantástico.

El trifle es uno de los postres más arraigados en las tradiciones culinarias de Norte América, aunque sus orígenes se remontan a Inglaterra -en el siglo XVI-. 

Es una de esas preparaciones que conocemos cuando lo vemos pero tal vez no cuando nos lo nombran. Por su aspecto, parece difícil de preparar y de gusto complicado, pero es justo lo contrario. Su preparación es sumamente sencilla y su sabor es muy particular ya que al ser un postre compuesto de varias capas de distintos ingredientes, cuando lo comemos los sabores se mezclan en nuestro paladar convirtiéndolo en un bocado irresistble.

Es un postre muy atractivo, ya que se presenta en un recipiente de vidrio transparente formando capas que combinan sabores, texturas y colores. En líneas generales, combina bizcochuelo, licor, crema, fruta, mermelada de frutas, gelatina, crema... no es necesario poner una capa de cada ingrediente, pero sí cualquiera de ellos es aceptable y queda bien, lo que significa que cada uno puede hacerlo a su gusto y jugar libremente con la combinación.

La primer capa del trifle está compuesta por bizcochuelo, magdalenas o galletitas y, a continuación, se humedece con algún licor, ron, kirsh, vino dulce... aunque también se puede hacer sin alcohol, sustituyendo el licor por jugo de frutas o almíbar. Otra opción es humedecerlo con gelatina en una proporción adecuada, y al enfriarse ofrecerá una textura particular.

La siguiente capa suele ser de fruta, ya sea fruta natural, en almíbar, confitada o en mermelada. Luego, sumamos una capa que aporte cremosidad. En este caso opciones hay muchas: crema pastelera, lemon curd, flan, mascarpone e incluso se puede incluir gelatina o ricota. Sobre esta se coloca la crema chantilly y, finalmente, la decoración con frutas, frutos secos o galletas trituradas.

El recipiente utilizado habitualmente para servirlo es un bol de vidrio, transparente y amplio, aunque es más adecuado y vistoso hacerlo en recipientes individuales. 

Es ideal para cualquier época del año, aunque es habitual servirlo en verano, ya que es una preparación que no necesita horneado y debe reposar varias horas en la heladera antes de servirse para que todos los sabores se integren y se consoliden las texturas. 

Trifle de lima 

Ingredientes 

-20 masitas vainilla 

-3 limas

-Una lata de leche condensada

-500 centímetros cúbicos de crema de leche

-Frutas frescas, a gusto

-50 gramos de chocolate negro

-Licor o vino dulce, a gusto

Batir la crema de leche a medio punto y reservar en la heladera. 

Rallar las limas y exprimirlas. Mezclar el juego y la ralladura con la leche condensada e incorporar la crema batida con movimientos envolventes.

Montarlo en una copa haciendo capas de galletitas remojadas en algún licor o vino, alternando con la crema de lima y la fruta fresca cortada en láminas o trozos. Enfriar en la heladera, al menos durante una hora. Antes de servir, colocar por encima el chocolate rallado.

Trifle con crema y frutos rojos

Ingredientes

-200 gramos de arándanos

-200 gramos de frambuesas

-400 gramos de frutillas

-½ taza de azúcar

-Una taza de jugo de naranja

-2 cucharadas de jugo de limón

-Recortes de bizcochuelo o pionono

-Helado de crema, c/n

-Crema chantilly, c/n

Colocar en una cacerola el jugo de naranja y el azúcar. Llevar a ebullición y dejar cocinar hasta lograr un almíbar liviano.

Disponer todos los frutos elegidos, rociar con jugo de limón e incorporar el almíbar.

Dejar macerar las frutas para que se combinen los sabores.

Para los recortes de bizcochuelo o pionono, cortar con los dedos, no muy parejos trozos de biscuit o masa de pionono; que si se desea, se pueden secar en el horno durante unos minutos, a baja temperatura, para que queden crocantes).

Para el armado, disponer en copas, en forma alternada, helado, crema chantilly, frutas y los recortes de bizcochuelo. 

Decorar con hojas de menta y una frutilla.

Trifle italiano

Ingredientes 

-50 gramos de chocolate para taza

-300 centímetros cúbicos de crema pastelera

-100 centímetros cúbicos de café 

-6 cucharadas soperas de coñac

-125 gramos de masitas vainilla

-Granas de chocolate para decorar. 

Derretir el chocolate a baño maría o en microondas.Repartir la crema pastelera en dos recipientes y añadirle a uno de ellos el chocolate fundido, mezclando bien hasta integrarlo y conseguir una crema de chocolate.

Mezclar el café con el licor. En un bol trocear las masitas vainilla, colocar la preparación de café y coñac por encima y dejar unos dos minutos para que se empapen algo pero sin deshacerse demasiado.

En vasos o copas ir haciendo capas de crema de vainilla, galletitas remojadas y crema de chocolate. Continuar hasta que nos queden dos capas de cada crema, terminando con la de chocolate. Dejar enfriar como mínimo media hora en la heladera. Decorar con granas de chocolate antes de servir.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

IMPORTANTE INVERSION PROVINCIAL DE 58 MILLONES DE PESOS

Once ofertas para obras de desagüe urbano