21/12/2018

UN DIA COMO HOY | 'Blancanieves y los siete enanitos': VOLVER

El primer filme animado

Hace 81 años, Walt Disney cambió el mundo del cine con una histórica y aclamada animación.

El 21 de diciembre de 1937 la aparición de un filme animado cambiaría al mundo del cine. Blancanieves y los siete enanitos, una producción revolucionaria para la época, se estrenaba en cines encantando a las audiencias y llevando al celuloide a otro nivel expresivo.

Hasta que llegó la recordada cinta, hace exactamente 81 años, el cine animado era considerado un género menor, un relleno para las cintas de carne y hueso que comenzaban a popularizarse en todo el mundo. Pero Walt Disney tenía otros planes y nada lo detendría: sus dibujos en movimiento, hijos predilectos de su osada mente creativa, harían historia.

"Con Blancanieves Disney dijo de algún modo: se puede hacer cine y este puede ser animado. Así enriqueció el lenguaje del séptimo arte con una vertiente experimental única, dotando con más posibilidades expresivas", dijo el crítico de cine, William Venegas. 

Blancanieves y los siete enanitos fue el primer largometraje animado que se estrenó a nivel comercial. El ambicioso proyecto, basado en el popular cuento de los hermanos Grimm -publicado en 1812-, se hizo realidad gracias a un presupuesto de 1,5 millones de dólares, toda una fortuna para aquel entonces.

Walt Disney arriesgó en el proyecto casi todo su capital, por lo que no fue casualidad que muchos llamaran a su arrojo la Disney's Folly o la locura de Disney. ¡Disney va a quebrar!, era el veredicto que resonaba fuerte en los corridos empresariales de aquel entonces.

Pero la visión de un genio pudo más y las cosas le salieron mejor de lo que cualquiera hubiera esperado.

 Disney contrató a más de 700 dibujantes, coloreadores, técnicos y otros especialistas que hicieron un laborioso trabajo para conseguir un largometraje de 83 minutos de duración.  

Apenas se estrenó la película, en el Carthay Circle Theater, de Hollywood, la singular producción derritió en halagos a la crítica y la taquilla comenzó a llenar las arcas de la compañía. Recaudó 184 millones de dólares en todo el mundo, más de lo necesario para que Disney siguiera inundando al mundo con su torbellino animado.

Con ese dinero, Disney pudo financiarse un nuevo estudio y, en pocos años, lanzar una serie de exitosas películas de animación como Bambi, Fantasía o Pinocho , hoy ya convertidas en clásicos. 

El resto de la historia ya la conocemos. En la actualidad The Walt Disney Company es uno de los emporios de entretenimiento más poderosos del mundo, fortaleciéndose cada día más. Y Blancanieves, la tierna Blancanieves, tuvo sin duda mucho que ver en ello.

Además del impulso mediático y económico que significó la cinta para la compañía, lo que más inyectó Blancanieves al emporio fue prestigio -mucho más del que ya poseía- y un singular estilo que se fue perfeccionando con el tiempo.

"En Blancanieves hay soluciones visuales y narrativas que el propio Disney fue enriqueciendo poco a poco y plasmando en sus posteriores películas", agregó Venegas.

"Luego todo el cine fue siguiendo pautas de este modelo, incluso en la actualidad. Por eso, pensar en cine sin esta película, es como pensar en el cine sin Chaplin", concluyó el crítico.

De esas pautas modelo, aparte de las narrativas, destacan la música y los fondos animados presentes en la película, que rompieron todos los esquemas en aquel entonces.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.