31/12/2018

Pampa Húmeda VOLVER

Complicada situación para la soja en la región núcleo

El aspecto de la soja sigue desmejorando por las lluvias ocurridas en diciembre. Afirman que hasta 150 mil hectáreas podrían perderse. Sobre lo ya implantado, un 20 por ciento de la soja de primera está de regular a malas condiciones, el 55 por ciento está en buen estado y sólo un 25 por ciento en muy bueno.

Aunque se esperan días estables durante la semana para gran parte de la región núcleo, las lluvias de diciembre ya han generado inconvenientes en el cultivo de soja para que éste pueda expresar su mayor potencial.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario alertaron que un 9 por ciento de la oleaginosa de la región sigue a la espera de buen tiempo, pero la fecha de siembra para obtener rindes aceptables está por finalizar. Se tratan de 80 mil ha de soja de primera, 275 mil de soja de segunda y 100 a 150 mil hectáreas, también de segunda, que deberán resembrarse; por lo que entre siembras y resiembras, aún deben implantarse casi 500 mil hectáreas en soja

Las sojas de segunda que se sembraron en campos altos están bien, pero las que se encharcaron se perdieron. Hay muchos lotes embarrados a los que no se puede ingresar y se dan por perdidos. Las resiembras este año, entre los temporales de lluvias de noviembre y diciembre, trepan a más de medio millón de hectáreas. Las zonas con los mayores problemas son el centro-sur santafesino y el norte bonaerense. 

El aspecto de la soja sigue desmejorando

Un 20 por ciento de la soja de primera está de regular a malas condiciones. Un 55 por ciento bueno y un 25 por ciento muy bueno. El 80 por ciento de los cuadros se encuentra en etapas vegetativas, mientras que un 13 por ciento está iniciando la floración (R1) y otro 7 por ciento está en plena floración (R2). Por las malas condiciones ya se descuenta rinde en soja respecto a lo que se presupuestaba al principio de campaña.

Excesos de agua y bajas temperaturas limitan el potencial de soja

Hay menos plantas logradas este año en los cuadros de soja. A la gran cantidad de agua y las bajas temperaturas, este año se suma que las semillas aprobaban con lo justo el vigor y el poder germinativo. Aparte, numerosos sectores con manchones sin plantas se resembraron pero nuevamente se han perdido. Y las plantas son notoriamente más chicas y no pueden con la competencia de las malezas. Con las lluvias se ha perdido el efecto residual de los preemergentes y a la vez hay efectos de fitotoxicidad en los sectores bajos. También hay una gran presión de plagas cómo bolillera, medidora y Megascelis, que se destaca por su presencia generalizada y su gran voracidad. Todo esto forma un gran combo de adversidades que tendría un impacto negativo en la producción de la oleaginosa.

El Maíz temprano superaría los rindes promedios

Si bien se ha perdido parte del nitrógeno aplicado por los excesos de lluvias, el 75 por ciento de los maíces tempranos se los clasifica entre excelentes y muy buenas condiciones. El 35 por ciento de los lotes se encuentran atravesando la etapa más crítica, la floración. Un 15 por ciento más adelantado comenzó a formar los granos. El cultivo podría superar los 90 qq/ha de promedio.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.