13/03/2019

ANALISIS VOLVER

Mezcla tóxica de campaña y desazón

Por: Juan Franco
Análisis

A 45 días de las primarias, en Venado la actividad preelectoral no despega y apenas si carretea. Será difícil para los candidatos  afrontar esta instancia cuando la mayoría de los votantes está agobiada ante una situación económica que cada día se complica más, y donde serían multitud los que preparan el voto castigo a diestra y siniestra, aunque todavía no se hable del que se vayan todos que atronó en el comienzo del siglo. Ya se apagaron las esperanzas de un segundo semestre de la recuperación productiva que no se sabe en qué año será. Ni quedó en pie la expectativa de los brotes verdes tantas veces prometidos, más allá de la cosecha récord que se espera en las próximas semanas. La profunda recesión, alimentada por la inflación que la misma Casa Rosada fogonea con los tarifazos en los servicios públicos, mantiene sumergida en el desánimo a la población, en especial a las alicaídas capas medio-bajas, que son las que el año pasado sacrificaron gastos superfluos, y que hoy resultan heridas en su íntimo orgullo cuando deben resignar su prepaga para hacer largas colas en el Hospital, o cambiar a sus hijos de escuela (a una pública o las privadas más económicas), e incluso sacrificar hábitos arraigados durante décadas, como el de gozar del cable de TV o de recibir el diario cada mañana para enterarse de los sucesos locales y regionales de las últimas horas. En este escenario tan hostil los aspirantes deberán actuar con equilibrio y cautela, sabiendo que el destinatario de sus ofertas estacionales -el electorado- está más que enojado con la actividad política en general, sobre todo en referencia a los protagonistas nacionales más influyentes, aunque por efecto dominó también sufren consecuencias los actores domésticos, sobre todo los más identificados con aquéllos. Sin embargo, ya hubo escarceos de campaña sucia en las redes sociales, donde los elementales trolls aprovechan la impunidad de la web para lanzar orquestadas campañas contra rivales políticos, donde ni siquiera la vida privada es un límite para el ejercicio de la maldad. También sorprendió en el inicio de la semana que el intendente José Freyre se dirigiera con tanta fiereza a su contrincante del Frente Progresista, Leonel Chiarella, reavivando viejas cuentas pendientes después de justificar su lanzamiento en busca de un cuarto mandato. Un excesivo enojo oficialista con un opositor, en medio de la campaña, puede interpretarse como el desmedido temor a la alternancia.  En cambio, el gobierno municipal sale ganando con inauguraciones, aun cuando los objetivos sean electoralistas, como Gobierno Abierto, que apunta a la descentralización, a pesar de que se asienta en uno de los espacios más céntricos (frente a plaza San Martín), y en la foto aparecen todos los candidatos: el propio Freyre, los secretarios Pablo Rada y Emilce Cufré (ambos postulantes al Concejo) y el edil Patricio Marenghini, que va a las primarias por la senaduría del departamento General López. "Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar", decía el General Perón, y sus herederos locales tendrán que seguir esa máxima a rajatabla, intentando persuadir a los venadenses de que fue mucho y valioso lo hecho en 12 años de gobierno y que se justifican otros cuatro años de confianza, de la mano del precandidato a gobernador Omar Perotti, aunque éste haya privado al porotismo de los beneficios de una diputación provincial. Por su parte, así como hicieron los candidatos macristas neuquinos, el ala radical del Frente Progresista se despega más y más de sus antiguas simpatías con Cambiemos en el plano nacional y abraza sin reparos la ascendente candidatura a la Casa Gris del socialista Antonio Bonfatti. En tanto, la candidata de Nuevo Horizonte, Liliana Rostom, la que menos tiene para perder en estos comicios, apelará a todas las estrategias a su alcance en el colosal desafío de evitar la polarización, así como en el país se vislumbra una embrionaria tercera posición que podría interpretar la voluntad de una nueva mayoría desencantada de las falsas disyuntivas. Y la mayor incertidumbre local aún reside en el postulante macrista al Sillón de Aufranc, Daniel Fascendini, al que algunos ya habían eliminado de la grilla en virtud de unos cuantos avales impugnados, aunque otras fuentes sostienen que está firme y dispuesto a librar la batalla en primarias y generales.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

LA PRECANDIDATA A GOBERNADORA VISITO VENADO TUERTO

María Eugenia Bielsa: Es un tiempo no apto para improvisados o aprendices

GIRA DEL LIDER SOCIALISTA POR EL SUR SNATAFESINO

Antonio Bonfatti recorrió la región