10/04/2019

ACUERDO TARIFARIO CON EL MUNICIPIO VOLVER

Taxis y remises, un 24 por ciento más caros

Por: Norma Migueles
Cronista

Dando cumplimiento a la ordenanza de taxis y remises, el lunes último se realizó en sede municipal una nueva reunión para definir el incremento de las tarifas de los vehículos de alquiler. Luego de un análisis de la situación, se acordó aplicar un incremento promedio del 24 por ciento, aunque la fórmula polinómica incluida en la misma normativa daba un aumento de 53 por ciento.

El encuentro con representantes de ambos servicios estuvo encabezado por el secretario de Gobierno, Jorge Lagna, junto a la coordinadora del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), Ana Vidoret, quien confirmó que se concilió un ajuste inferior a lo habilitado por ordenanza, "pensando en las dificultades de los usuarios", sobre todo los de menores recursos, y que deben recorrer largas distancias para acceder a servicios de salud, o comercios, etc.

En ese sentido, Lagna señaló que con esta tarifa, a los propietarios de remises y taxis se les podría complicar la economía para cubrir los costos, aunque en estas circunstancias de crisis social se priorizó la necesidad de la continuidad  de la fuente de trabajo para los choferes y, a la vez, la posibilidad de que los usuarios puedan seguir utilizando el servicio. "Es un esfuerzo muy importante el que van a hacer los taxistas y remiseros para que las tarifas no terminen siendo imposibles de pagar", acotó.

De este modo, Vidoret detalló que a partir del acuerdo, la bajada de bandera pasará a costar de 28 a 35 pesos, y la ficha cada 100 metros de 3 a 3,50 pesos.

Octubre de 2018

Similar situación se planteó el año pasado, cuando se analizó la actualización de la tarifa y tampoco se pudo aplicar el incremento que sugería la polinómica. Cabe recordar que en octubre de 2018, Jorge Lagna manifestó que "hay una situación excepcional, una política económica que generó una gran recesión, una gran crisis, y sube menos gente a los taxis y remises por una cuestión económica. La verdad es que la ordenanza dejó de ser una norma aplicable, y hoy se necesitan acuerdos como el que logramos", añadiendo: "No dudo de que nos vamos a tener que reunir pronto a ver cómo sigue esta situación; también se plantea la necesidad de armar un grupo de trabajo con remiseros, taxistas y concejales para ir adecuando la ordenanza, no sólo por el tema de la tarifa, sino para mejorar este servicio público que se presta en la ciudad, ya que en este momento de crisis es donde tenemos que agudizar el ingenio y mejorarlo, y porque la ordenanza tiene más de 20 años y hay que optimizarla para que el servicio evolucione y las empresas puedan mantener la fuente de trabajo, que hoy es clave".


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.