15/04/2019

Pampa Húmeda VOLVER

Cada 100 pesos que produce una hectárea agrícola, 60 se lo queda el Estado

Según la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, la participación del Estado en la renta agrícola durante marzo pasado alcanzó el 60,6 por ciento.

La baja de la presión impositiva es uno de los principales reclamos del sector agropecuario, ya que afecta la rentabilidad del productor y genera enormes complicaciones para aquellas producciones alejadas de los puertos del Gran Rosario.

Para la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), la participación del Estado en la renta agrícola durante marzo pasado alcanzó el 60,6 por ciento. Esto significa que de cada 100 pesos que produce una hectárea agrícola, 60,60 pesos se los quedan los diferentes niveles de gobierno.

En comparación con la medición anterior, la actual registró un aumento de 0,1 por ciento.

En el análisis por provincias, Buenos Aires se mantiene como el distrito que más dinero se lleva de la renta agrícola -63,2 por ciento-, y luego se ubican La Pampa -62,2 por ciento-, Santa Fe -60,4 por ciento-, Córdoba -59,3 por ciento- y La Pampa -58,1 por ciento-.

Según comentó David Miazzo, economista Jefe de FADA, la suba de la presencia del Estado en la renta agrícola se atribuye a la baja de los precios de la soja y el maíz, a la actualización de algunos impuestos municipales y provinciales, y también a la suba de los costos.

Los precios, en relación a diciembre del año pasado, registraron caídas en los valores disponibles en dólares de soja de un 5 por ciento y los de maíz un 6 por ciento. Por su parte el trigo aumentó un 3 por ciento y el girasol registró un incremento en sus cotizaciones de 1 por ciento. Ante un escenario de baja de precios, Miazzo aclaró, "hay una reducción de la renta-bilidad y frente a una torta más chica, la participación del Estado crece en términos relativos".

Sobre la actualización de impuestos provinciales y municipales, el informe de FADA sostiene que también tuvo un impacto en la suba de la participación del Estado en la renta agrícola, ya que en diciembre del año pasado se había licuado por los efectos de la devaluación.

A su vez, un reciente informe elaborado por la Sociedad Rural Argentina, sobre el aumento de la tasa de red vial en la provincia de Buenos Aires para este año, y con 43 distritos analizados, refleja que en 18 de ellos la Tasa aumentó por encima del 55 por ciento.

Costos

La devaluación de 2018 también tuvo su impacto en los costos de producción. Los costos de labores aumentaron cerca del 36 por ciento en pesos con respecto a diciembre de 2018. Además, los fletes aumentaron en el último trimestre un 41 por ciento en promedio, y pasó de representar el 11,9 por ciento al 16,6 por ciento de los costos del maíz.

A medida que hay un desplazamiento hacia el interior los fletes aumentan, y en el caso del cereal representan el 24 por ciento de los costos en Buenos Aires, el 28 por ciento en Córdoba y La Pampa, el 26 por ciento en San Luis, y en Santa Fe el 17 por ciento.

Miazzo además sostuvo que la variación del tipo de cambio de las últimas semanas "colabora a que los incrementos de fletes y labores en pesos no impacten de lleno sobre la rentabilidad de los cultivos. Si esto no hubiera sido así, se habrá producido un aumento de cierta significación en nuestro indicador".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

CON LA ATENCION PUESTA EN INTERNA PEROTTI-BIELSA

Los precandidatos santafesinos cerraron sus campañas