12/06/2019

LILITA BENDIJO DESDE VENADO AL CANDIDATO A VICE DE MACRI VOLVER

Carrió: "Con Pichetto no somos amigos, pero garantiza gobernabilidad"

Por: Juan Franco
Análisis

Bajo las centenarias arboledas de la Sociedad Rural, un desbordante salón Capisano mostró el carisma intacto de la diputada nacional y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, quien estuvo acompañada por sus pares Lucila Lehman y Luciano Laspina; la concejala de Rosario y candidata a vicegobernadora de Santa Fe, Anita Martínez; la candidata a senadora provincial por General López, Gabriela Sibiglia; y la concejala venadense y postulante a la reelección, Viviana Downes, entre otros referentes de Cambiemos.

Luego de sendas intervenciones de Martínez y Sibiglia, llegó el plato fuerte con Lilita, que desde su arribo mostró cierto cansancio, pero que apenas tomó el micrófono, se puso de pie, recuperó energías, y por momentos les dio toques de stand up a su monólogo, intercalando numerosas anécdotas, aunque fue cáustica en la evocación de sus denuncias en soledad a los ex funcionarios kirchneristas hoy presos; reivindicó las luchas de los productores agropecuarios contra la Resolución 125; salpicó una vez más al gobierno santafesino, y en particular al candidato a gobernador Antonio Bonfatti, con sus acusaciones de vinculación con el narcotráfico; destacó la importancia de volver a la República, "un objetivo que estará más cerca cuando a fin de año un gobierno no peronista termine un mandato en Argentina, lo que no ocurría desde Marcelo T. de Alvear", precisó; y completó la saga con el relato del desplante de la carterita mientras hablaba Pino Solanas, dinamitando el frente UNEN para dar lugar al posterior nacimiento de Cambiemos. 

Un buen rato después, Carrió se metió de lleno en la actualidad, señalando que "el mundo nos pide continuidad republicana, y la designación de Miguel Pichetto abre las puertas a un peronismo republicano que apunta a superar de una vez por todas la discusión entre democracia y autoritarismo". Y agregó: "Yo lo conozco a Pichetto, no somos amigos, pero les puedo asegurar que es oficialista, cumple los acuerdos, cree en la República, garantiza la gobernabilidad y no lo va a voltear a Mauricio (Macri). El Presidente me lo consultó previamente y yo estuve de acuerdo", resumió la legisladora, quien confió en que, más tarde o más temprano, Pichetto cambiará su concepto de que no debe desaforarse un legislador hasta que haya sentencia firme.

Para Lilita, la bendición al patagónico Pichetto como escolta en la fórmula presidencial "le brinda mayor confiabilidad al próximo gobierno y permite que muchos peronistas decentes y republicanos se incorporen al proceso de una República de todos y para todos, y los autoritarismos de derecha y de izquierda queden afuera". Además, reveló que ya estaba informada de que el destino del Frente Renovador del tigrense Sergio Massa estaba junto a Alberto y Cristina Fernández, como así también que no habría ningún decreto presidencial para habilitar listas colectoras en la provincia de Buenos Aires.

"Como les aseguré que Cambiemos ganaba en 2015, y ganamos, hoy les vengo a asegurar que Cambiemos se amplió, como querían nuestros amigos radicales -tal vez un poquito más ampliado de los que ellos querían-, y volverá a ganar esta vez", bramó la jefa de la Coalición Cívica, aun cuando admitió que "hoy estamos mal, pero estamos fuertes, que nadie nos crea débiles", tras lo cual, como demostración de fuerzas, advirtió que seguirá embistiendo contra la especulación de los supermercados y los laboratorios de medicamentos, entre otras corporaciones. Más adelante, consultada por la actualidad de agrupaciones políticas rivales, como el kirchnerismo o la desdibujada tercera vía, volvió a sorprender: "No me pregunten de esas cosas, porque yo no leo los diarios, sólo miro documentales, no quiero contaminarme cuando debo pensar estrategias. Sólo sé que vamos a ganar las presidenciales", remató.

Acérrima defensora de Jorge Obeid y Carlos Reutemann, no anduvo con vueltas en el cierre de su alocución: "Vengo a pedirles el voto, no hay que andar pensando ni quejándose. ¿Los intereses están altos? Sí. ¿Estamos fundidos? Sí. ¿Yo estoy fundida? Sí (...) Pero, ¿cuántas veces nos pasó esto a los grandes? Yo quiero que no nos pase nunca más", enfatizó, aunque no dio precisiones sobre las estrategias a desplegar en una eventual reelección para salir de la crisis económica y social; y apelando una vez más a la mística, Lilita Carrió sostuvo a voz en cuello: "Yo creo en Mauricio Macri, y yo no miento".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.