14/06/2019

AARON CASTELLANOS - SON LAS NAPAS (2ª PARTE) La desproporción VOLVER

La desproporción

En el artículo anterior quedaron pendientes algunos detalles técnicos a tener en cuenta.

En un informe de la Universidad Nacional del Litoral dice claramente que "el escurrimiento superficial es muy poco significativo"... y seguirá siéndolo en la medida que la retención de agua realizada en el sur santafesino... (Particularmente, en Aarón Castellanos y parte de Gral. Villegas, en especial el Cuartel 15 Pichincha), actúe como reservorio o de estanque de contención de la zona de Junín. Tan claro es esto que, tanto los intentos de bombeo como la última obra de drenaje llamada Alternativa Norte, dejarían evacuar pequeñas cantidades en relación a la enorme masa que ingresa en tiempos húmedos.

 Hay algunos que pretenden ser aplaudidos por impulsar obras menores que están a años luz de resolver el problema. Es tan desproporcionado el intento como pretender trasladar 30 toneladas de un producto "X" (en este caso agua), con una carretilla... se necesita un camión y lo más pronto posible porque de lo contrario vamos a necesitar varios más.

Les recuerdo que la laguna La Picasa tuvo en el año 1997-98, cuando llegó a su cota máxima 53 Hm3 (Hm3=Hectómetros cúbicos es una medida de volumen) y que en el año 2017 superó los 1400 Hm3 (casi 30 veces aumentó su cuerpo de retención), entonces no me hablen de la laguna La Picasa, hablen de la inundación a la que nos ha obligado el gobierno de Santa Fe en sus distintas versiones políticas, llámense peronistas o socialistas, y sus respectivos cómplices locales, los que se prestaron al interés burocrático de no hacer nada, ya que los fondos recaudados de nuestros impuestos, son para ellos y sus oportunistas.

Hay trabajos hechos interesantes, con datos muy particulares pero que dejan una duda importante.

Leamos: "La baja pendiente disminuye la velocidad de escurrimiento superficial regional, que se hace poco significativo. Ello implica un mayor tiempo de contacto de agua con la superficie del terreno, incrementándose la posibilidad de infiltración y evapotranspiración"...

  ..."La escasa pendiente remarca las influencias atenuadoras de las retenciones superficiales, los "cursos" de agua se "dispersan", se "des-encauzan", los aportes se dan lentamente. Frecuentemente no puede precisarse una superficie tributaria, manifestándose transferencias en sus divisorias, con pluralidad de puntos de salida en algunos casos. Además con frecuencia la red de drenaje no es el reflejo del clima, sino que se ve intervenida antrópicamente, labrada mediante canalizaciones u obstruida mediante obras de arte. Estos elementos distorsionan fuertemente la naturalidad de la red. Estas diferentes manifestaciones del comportamiento cuestionan el concepto de autosemejanza (self-similarity), que expresa la semejanza en la respuesta hidrológica entre una porción y la totalidad del sistema. Hidrología de las grandes llanuras. particularmente en la llanura pampeana (Argentina) Eduardo Kruse y Erik Zimmermann Conicet.

Sigue diciendo: "El escurrimiento regional o profundo es un flujo pasivo, sumamente lento, que en una gran llanura es generado por la diferencia entre los volúmenes ingresados y egresados del escurrimiento subterráneo local y que se debe relacionar con los espesores sedimentarias involucrados en el subsuelo de la llanura".

Vamos explicar esto antes de seguir.

Estamos en una llanura de muy escasa pendiente que rara vez supera el 1 por ciento. Los suelos sabemos que están saturados con alguna mínima capacidad de retención en tiempos secos y en las tierras altas, pero que apenas comienza un ciclo húmedo moderado se satura inmediatamente, escurriendo sus excedentes de manera superficial en forma de manto, inundando a su paso desordenadamente. Al respecto dice que la red de drenaje deja de ser el reflejo del clima y que se ve intervenida por canalizaciones (Alternativa Sur - Córdoba viene haciendo su descarga prolijamente -  y sus deformaciones clandestinas) y obstruida por obras de arte (Alternativa Norte, tapones que evitan la salida del agua de forma directamente proporcional al ingreso).

El almacenamiento de los excesos hídricos en el subsuelo llevan no sólo la peligrosidad de anegaciones permanentes sin  solución, sino que, de acuerdo a la composición de cada suelo, sumada a la presión del agua en retención en tierras más altas, puede ocasionar resultados caóticos como los que hemos vivido  en cada inundación desde los Bajos Sub-meridionales, Cuenca del San Antonio, Bañados del Saladillo, Melincué, Bañados de la Amarga, Gral. Villegas, Trenque Lauquen... y la Llamada Cuenca de la Picasa.

En la Argentina contemporánea nos hemos acostumbrado a vivir del "relato", y este dice hoy en nuestra región: "se ha terminado el tiempo de la confrontación y comenzado el tiempo de la construcción" (refiriéndose al canal de la Alternativa Norte). Atendiendo a los resultados vistos, creo que ha llegado el tiempo de la transa (¿por cobardía, por remuneración o por convencimiento?), el momento de cambiar un camión por una carretilla y decir que estamos avanzando o peor aún, que es la solución definitiva al de un problema anárquico que lleva dos décadas, en el cual el principal inconveniente fue negar la realidad, y prestarse a una visible mentira.

Si bien hay datos interesantes en ambos trabajos, el de la Universidad Nacional del Litoral y en el del Conicet (curiosamente muy parecidos entre sí), lo que se saca en conclusión es que se necesita urgente realizar estudios geológicos, hidrogeológicos, con conclusiones hidrológicas porque lo examinado  hasta ahora es totalmente insuficiente, y que debe ser un trabajo multidisciplinario y permanente para determinar en dónde estamos parados y en transformar la desgracia en una bendición. En ambos informes parece decirnos: ¡Socorro, hagamos algo!

En la medida que los técnicos rindan la sabiduría adquirida en años de estudios a los intereses mezquinos de los dirigentes políticos... que los representantes regionales se dejen obnubilar o seducir por intereses confusos para el común de la gente... que se pretenda transportar lo que entra en un camión, con chasis y acoplado, con una carretilla... seguirá gobernando la idiotez con una antigüedad en el poder de más de 4 décadas.    

Pero esto no termina aquí...     

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EN LA MATANZA Y ESTEBAN ECHEVERRIA

Inundaciones: quedan más de 3.400 evacuados

SOCIEDAD | Supermamás

¿Hay una nueva maternidad?