29/07/2019

DE LA IMPLACABLE AUTOCRITICA A LAS CLAVES DE LA RECONSTRUCCION VOLVER

Enrico sueña con un frente opositor más amplio con el liderazgo de Lifschitz

Por: Juan Franco
Análisis

Con más de 20 años de actividad política sobre sus espaldas, Lisandro Enrico aplacó la vehemencia de los primeros tiempos y por lo general luce calmo e imperturbable, al estilo Miguel Pichetto. Sólo suele fastidiarse cuando se refiere al Poder Judicial santafesino o alude a la impericia del Frente Progresista, Cívico y Social para descubrir a tiempo que sus políticas en orden a la inseguridad y el narcotráfico lo alejarían de la Casa Gris, a pesar de sus avances en salud, educación, obra pública y transparencia. Después de su debut en las lides electorales como cuarto candidato a concejal en la lista de Domingo Savino en el '97, Enrico encadenó una notable trayectoria política que en diciembre próximo redondeará 20 años, con dos períodos consecutivos (desde el '99) como concejal; cuatro años como secretario parlamentario de la Cámara de Diputados; y otros dos mandatos como senador por el departamento General López. A un mes y medio de los comicios generales del 16 de junio, donde el FPCyS perdió el gobierno provincial pero ratificó el predominio político departamental, el reelecto senador empieza a bosquejar su acción legislativa a partir de diciembre, cuando Omar Perotti sea el nuevo gobernador: "Convivir desde la senaduría con un mandatario de distinto signo político no será lo mismo que en estos últimos ocho años, donde la afinidad con la Casa Gris era inmejorable, y está a la vista en el gran desarrollo de todas las localidades de General López. De todos modos, vamos a trabajar con la suficiente habilidad para articular con la Provincia". Y agregó: "Si algo no cambiará de nuestra parte, es la capacidad de gestión, porque más allá de la buena sintonía con Miguel Lifschitz, la clave de todo lo que se consiguió para Venado y la región es el trabajo incansable del equipo de trabajo que me acompaña. Nuestra predisposición es la mejor, ahora resta saber cuál será la apertura del nuevo gobierno para una relación armónica con la oposición. Confío en que se podrá trabajar bien con Perotti porque es un hombre de gestión, quien ya ejerció como intendente de Rafaela y ministro provincial; en lo personal cumpliré el rol de nexo de la región con la Provincia, y no lo haré solo, porque también hay varios diputados de General López que actuarán en idéntico sentido".

Dura autocrítica

Conforme transcurren los días, Lisandro Enrico se muestra más convencido de que el Frente Progresista perdió la elección porque, sobre todo en Rosario y sus alrededores, "faltó firmeza en algunos temas que la sociedad considera prioritarios, como el combate a la inseguridad y el narcotráfico". Y añadió: "Este aspecto me involucra porque un sector de la UCR impulsó dentro del Frente Progresista mi candidatura a vicegobernador en busca de lograr un equilibrio ideológico con Antonio Bonfatti, dado que yo había construido un perfil de trabajo vinculado con esas temáticas, no sólo como autor de varias leyes, sino también con una profusa tarea legislativa que incluye numerosos proyectos y fuertes debates internos y en la Cámara alta. Sin embargo, la mayoría privilegió que la postulante a vice sea una mujer para poder dar respuesta a las exigencias de paridad de género, y eso tal vez nos debilitó en un flanco que la oposición aprovechó en la campaña electoral, como lo demostró Perotti con sus promesas de paz y orden", describió el referente radical, acotando que más adelante se conformaron binomios presidenciales masculinos, como Macri-Pichetto o Lavagna-Urtubey, sin que nadie se escandalizara.  

Futuro político

Además de diseñar un nuevo esquema político para desarrollar la actividad senatorial desde la oposición, Lisandro Enrico ya avizora próximos desafíos provinciales y cree que Miguel Lifschitz, quien desde diciembre presidirá la Cámara de Diputados (¿será candidato a senador nacional en 2021?), es el hombre que reúne todas las condiciones para encabezar un nuevo ciclo del FPCyS. "Es indispensable que Lifschitz se ponga al frente de esa reconstrucción a partir del 11 de diciembre y que ese proceso sea inaugurado con la mayor apertura posible", apuntó el senador, que una vez más observaría con buenos ojos la unificación de fuerzas con expresiones macristas en respuesta a la exitosa estrategia de unidad del justicialismo. En este sentido, el caudillo boinablanca reconoció el oportuno pragmatismo del PJ, que embistió en la campaña con discursos de "mano dura" mientras los referentes más radicalizados del kirchnerismo, incluidos los de La Cámpora, se hacían los distraídos. Además, recordó que al calor de la discusión de la reforma de la Constitución santafesina, en el segundo semestre del año pasado "existió la posibilidad de formalizar un frente 'a la cordobesa', que no se sometiera a las divisiones políticas nacionales y diera lugar a una unidad más amplia, incluyendo a Cambiemos", precisó, aun a riesgo de una diáspora entre sectores del socialismo que tienen como límite a Mauricio Macri. Sin embargo, el intento no prosperó, como tampoco el de una dupla alternativa para confrontar en las PASO con Bonfatti en busca de darle mayor volumen al espacio, ni el de la incorporación de un candidato a vice que encarnara las aspiraciones de la población en torno a inseguridad y narcotráfico. "Mientras el peronismo transitó un camino de unidad, el resto de las fuerzas políticas se dispersó", admitió con pesar. 

Las presidenciales

El senador Enrico no se siente tan cómodo cuando irrumpe por  el tema de las elecciones nacionales del 11 de agosto y el 27 de octubre, que una vez más exhibe a la UCR lejos del protagonismo de otros tiempos, hasta el punto tal que ni siquiera uno de los suyos integra una fórmula presidencial. "Nosotros venimos en una inercia de trabajo con el gobernador Lifschitz, uno de los impulsores de la candidatura de Roberto Lavagna en Consenso Federal, donde participan muchos radicales. Y también es cierto que otros correligionarios votarán a Cambiemos, tanto en la presidencial, como en sus dos listas de diputados nacionales, donde también se postulan radicales", acentuó. En este marco, está claro que el enriquismo evitará pronunciamientos enfáticos en favor de una u otra lista, aunque este miércoles acompañarán al primer candidato a diputado nacional por Consenso Federal, el socialista Enrique Estevez. "También será distinta la posición de cada sector en las PASO de agosto y en las generales de octubre, sobre todo si se confirma la polarización que auguran todas las encuestas", puntualizó el legislador cuyos padres le pusieron el nombre en honor al líder demócrata progresista Lisandro de la Torre.   

La transición local

Consultado sobre la transición política en Venado entre el actual mandatario justicialista José Freyre y el electo radical Leonel Chiarella, Enrico elogió que se haya conciliado entre Intendencia y Concejo una ordenanza específica para regular dicho proceso, como también que se evitaran escándalos -entre los protagonistas- que indignan a la ciudadanía. "José Freyre y Leonel Chiarella no son Roberto Scott y Ernesto De Mattía, ellos son dirigentes mesurados y dialoguistas, que ya tuvieron un encuentro que resultó muy productivo, al igual que viene ocurriendo a nivel provincial entre Miguel Lifschitz y Omar Perotti, donde todo transcurre en un clima cordial. Distinto es lo que sucedió en diciembre de 2015, cuando Cristina Fernández se rehusó a entregar los atributos presidenciales a su sucesor, en una actitud vergonzosa que corroboró el desprecio del kirchnerismo por las instituciones democráticas", concluyó.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL NUEVO MINISTRO DE HACIENDA Y MACRI SE ENCONTRARAN HOY

Lacunza se reunió con Dujovne y Sandleris para coordinar la transición