14/08/2019

IMPACTO LOCAL DE LA DEVALUACION VOLVER

Pánico en el Centro Comercial por el caótico escenario de la economía

El presidente del Centro Comercial e Industrial (CCI) de Venado Tuerto, Pablo Rivelli, analizó la realidad de los comercios e industrias de la ciudad, que se están viendo afectados por la devaluación del comienzo de la semana, tras las primarias presidenciales, donde el dólar llegó a perforar el techo de los 60 pesos, en otro récord histórico. Falta de precios de referencia y escasez de mercadería son algunas de las situaciones que se están dando. 

"Son días de mucha volatilidad, donde los comerciantes reciben información de sus proveedores sobre cambios en los precios de referencia, aunque sin saber con claridad hacia dónde van y qué incrementos tendrán. Por eso es importante que se entienda la realidad del comercio, donde la mayoría trabaja con stock propio, es decir que lo que venden lo tienen que reponer para seguir teniendo su capital de trabajo, si no no pueden seguir operando", explicó Rivelli, añadiendo que hoy los negocios se encuentran "con que es preferible no vender, aunque lo necesitan para sostener sus comercios". 

El lunes último se reunió la comisión directiva del CCI y casi todos los planteos aludieron a la falta de precios de referencia y la decisión de muchos proveedores de no vender hasta que los precios se vuelvan a acomodar. "Vemos que este escenario va a terminar agravando la situación del comercio, que parecía haberse estabilizado en este último tiempo con algunas medidas específicas. Pero hoy, con un dólar que no sabemos dónde va a quedar, y con el cuidado de los comercios de su mercadería, la recesión se va a acelerar, sumado a que los consumidores también se ven venir un impacto económico masivo, ya que esto afectará el combustible, las tarifas y demás", puntualizó. 

Asimismo Rivelli planteó la necesidad de que esta crisis económica no se extienda porque "habrá comercios que tendrán que cerrar sus puertas y despedir empleados". Y por último pidió comprensión a la ciudadanía cuando encuentren como respuesta de los comerciantes que no van a vender sus productos, ya que no hay precios de referencia y "los negocios no pueden perder su capital de trabajo", sentenció.

La voz de las empresas y comercios locales

Hernán Roma, director de Roma Combustibles 

"Transitamos un lunes y martes muy complicados, en un marco de absoluta incertidumbre económica. Hasta el momento desde la compañía nos garantizan el normal abastecimiento de combustible y no hay aumentos, pero con esta devaluación ya se especula con subas del 10 por ciento. Estamos amargados porque la situación se había empezado a estabilizar en las últimas semanas y no esperábamos una crisis de estas dimensiones, que ya nos obligó a restringir la financiación a clientes, y coincide con una etapa de fuertes inversiones de nuestra empresa en remodelaciones".

Marcelo Orso, propietario de Construshop SRL

"Hasta el mediodía de hoy (por ayer) trabajamos con normalidad, sin variaciones de precios, pero somos conscientes de que atravesamos un shock económico de efectos inciertos. Según nuestros proveedores, el aumento promedio de los insumos para la construcción rondará el 10 por ciento, en tanto que hay otros productos, como el hierro, cuyo valor está atado a la evolución del dólar. Espero que el tipo de cambio se estabilice pronto y se reacomoden los precios. Sería lamentable que se frene el nivel de ventas que venía en ascenso en los últimos tiempos".

Jorge Valero, propietario de Valero Motos

"Desde ayer (por el lunes) a la mañana los proveedores de motocicletas 0 Km suspendieron las ventas... nos dicen que no hay precios. Y hasta la gente de Venado que nos había dejado unidades en consignación nos pidió sacarlas de la venta por unos días. Y con los repuestos, que al igual que las motos, en su mayoría son importados, en las listas de hoy (por ayer) impactó la diferencia de precios entre el viernes último, con un dólar de 44,30, y el nuevo valor de 57,30 en este momento. Creo que en toda esta semana se va a parar la venta a la espera de una estabilización. Este sacudón nos sorprende en un momento de repunte de las ventas, sobre todo con el lanzamiento de nuevas alternativas de financiación".

Sebastián Urquiza, asesor de negocios de Sabini Pellegrin

"En medio de esta incertidumbre, en el negocio de la ganadería la primera reacción del productor es la retención de hacienda, aunque sólo puede hacerlo por una o dos semanas, porque no se puede stockear en este rubro. Hoy (por ayer) se verificó este fenómeno en el Mercado de Liniers con un ingreso de animales que mermó un 25 por ciento y esa puja impulsó algunas subas para el consumo doméstico. También la invernada exhibió un leve aumento respecto de la semana pasada. Para la exportación, los que se ven muy beneficiados son los frigoríficos, porque compran en pesos y venden en dólares".

Esteban Boyle, gerente de la concesionaria automotriz Matassi e Imperiale

"Hoy si un cliente viene a comprar un vehículo 0 Km, no tenemos lista de precios. No podemos fijar un valor con una devaluación tan fuerte que obviamente influirá en los costos. Creo que la fábrica está observando la evolución de los mercados para ver si esto se espiraliza o no, y dónde vamos a quedar parados para empezar a mandar una lista. Aunque el primer trimestre del año fue desastroso, en estos últimos meses se habían empezado a mover un poco las ventas y se estaba recuperando el sector, pero esta devaluación es un impacto muy negativo. En los repuestos, por ejemplo, ya se aplicó un incremento del 15 por ciento".

Luis Pagnoni, propietario de un minimercado

"Estas situaciones se vuelven a repetir y no son nada gratas, porque generan incertidumbre. Sabemos lo que cuesta tener un comercio abierto, y esto va a afectar las ventas que, sin duda, se verán disminuidas, no sólo porque puede haber cambios en los costos por decisión de los proveedores, sino también por el comportamiento de los clientes. Es una situación muy desagradable, porque hasta hace unos días comprábamos normalmente y hoy estamos a la espera de los distribuidores para ver con qué se vendrán. Hay que pensar todo, porque se vende poco y son muchos los costos fijos ante los que hay que responder. Hablando con distintos sectores, se especula con aumentos del 10 y hasta el 20 por ciento, según los rubros alimenticios".

Mauricio Lanari, gerente de Paz Automores

"Ayer (por el lunes) a primera hora nos notificaron desde la compañía que no vendiéramos unidades porque no había precio, a la espera de una estabilización del tipo de cambio. También se interrumpieron las líneas de financiación de la marca. Entendemos que es una política correcta, y que el cliente sabrá entenderlo, porque operar en estas condiciones es imprudente, no sabríamos si lo hacemos a pérdida o con un valor exagerado. Por ahora sólo comercializamos unidades usadas y vamos a aguardar que en el curso de la semana vuelva la calma".


Martín Bonadeo, propietario del autoservicio Muy Barato

"Al mediodía de hoy (por ayer) no hay entrega de los insumos más importantes, como harina y aceites, y tampoco hay vendedores en la calle ni listas de precios. En forma extraoficial ya se habla de aumentos iniciales de entre el 15 y el 20 por ciento. Y sería mayor aún en los productos importados (ananá, café, atún, palmitos, etc.) o en los vinculados a la exportación (trigo, harina, fideos, aceite de girasol, etc.). Todos los negocios, mayoristas y minoristas, están abriendo sus puertas, aunque en estas condiciones restringen la venta de grandes volúmenes de mercadería".



Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.