07/10/2019

DISERTARA EN VENADO ESTE MIERCOLES VOLVER

Domínguez: las personas van a ser felices cuando no permitan que el afuera, el pasado y el futuro hagan estragos en sus vidas

Por: Florencia Mir

Corría 1968 cuando Claudio María Domínguez hacía su ingreso triunfal al reconocido programa televisivo conducido por Cacho Fontana, "Odol Pregunta", espacio en el que resultó ganador en el desempeño de Mitología Griega y Greco-Romana. Su aparición en aquel entonces fue un camino de iniciación en el universo de los medios de comunicación, ya que desde hace varios años se puede apreciar su mensaje en FM Pop, Radio 10, C5N y a través de su página web claudiomariadominguez.net. 

Adelantando su llegada a la ciudad, que tendrá lugar este miércoles 9 de octubre, donde brindará una disertación titulada "Lo mejor de vos, una forma de ser feliz" (El momento de tu pensamiento mágico), Domínguez puso en palabras algunas reflexiones con las que el público va a encontrarse en 1927 Multiespacio, pero sobre todo destacó situaciones que quizás tienen lugar en algunos humanos momentos cotidianos.

- Teniendo en cuenta que se viven tiempos complicados en materia política, económica, social y cultural... ¿cómo se debería actuar para alcanzar mayor paz mental y espiritual? 

- Justamente en los momentos de grandes crisis las personas que creen en sí mismas y en su potencial son quienes deciden desarrollar sus talentos, no depender del Presidente de turno o de la ex pareja para tener una vida, sino ser protagonistas de sus propias historias de amor con la existencia; ellas empiezan a lograr maravillas. En un fin de semana comienzan a planear, decretar, visualizar: ¿qué vida quiero? ¿qué vida merezco? ¿desde dónde?, ¿hacia dónde?, ¿qué cualidades no estaba potenciando? Es clave darse cuenta de que se puede comenzar por el primer día del resto de una vida o morir en la tormenta ajena. A esto se le dice crisis perfecta porque ayuda a descubrir quién es cada uno en forma extraordinaria y salir del chiquitaje mental. Todo tiene que ver con la actitud. A la gente que sale a la calle con la actitud de pobrecita, el Universo les brinda limosnas; a los que salen heroicos, el Universo les da resultados luminosos; siempre la felicidad es de adentro hacia afuera, de lo sutil hacia lo denso, de lo individual a lo colectivo. Este es el momento perfecto para creer en uno mismo... y ¿qué significa esto?: dejar de repetir lo que se creyó que era "la vida". Siempre digo: Todo lo que hasta hoy creíste que eras, es lo que no sos, y lo que hasta ahora no te atreviste a creer que eras, es lo que siempre fuiste. Ampliemos el uso del cerebro, salgamos del tres por ciento: me pica, me duele, no vino, no me llama, al resto que es: ahora decido yo, decido actuar protagónicamente, no ser un actor o actriz de reparto en la película de los demás. Siempre es el momento, este es el momento. La vida es este instante en el que se puede volver a tomar el control con herramientas y técnicas prácticas, no con delirio místico. 

- Es posible que en algún momento surjan interrogantes como... ¿qué hago en esta vida?... ¿habrá algo después de ella? ¿Cuál es su teoría?

- Creo que esta vida es mucho más que lo que nos han contado. Somos simplemente, en este cuerpo, en este plano, un granito de arena en la playa, una gota de agua en el océano, somos mucho más que lo que la mente nos hizo creer. Si se siguen las enseñanzas de los grandes maestros espirituales, independiente de la religión que cada persona tenga, ésta es la escuela, como es arriba es abajo, hay que prepararse para un flor de viaje de egresados, ampliemos la conciencia, vivamos una experiencia cada vez más magnífica. 

La energía siempre sigue viva, el cuerpo es el que va siendo agradecido, el que sostiene durante una parte del trayecto, pero cuando éste es abandonado la pregunta es: ¿quién permanece? ¿quién sigue? El ejemplo del globo que tienen los tibetanos es muy lindo: el globo que se desinfla, parece tan grande, de golpe se pincha, se rompe, ya no hay ni siquiera necesidad de arreglarlo. Todo ese aire que lo contenía y que lo hacía aparentemente tan vivo, sigue en la conciencia, en el cosmos, en la creación, eso es el alma usando el cuerpo, como el cuerpo usa la ropa. Somos mucho más que el atuendo, que el ropaje. El tema es cómo aprovechar la corta vida física para captar la parte inmensa, plena, extraordinaria, que es la que hay que llegar a percibir. Si agotamos la vida en los recuerdos del pasado, en los anhelos, en el futuro, nos vamos sin haber vivido, sin haber sabido la verdad, sin haber descubierto el misterio del Universo. ¿Cómo sigue la aventura? ¿Hacia dónde vamos?... éstas son las grandes preguntas del alma.

- Este presente también es complejo si se lo piensa desde los vínculos que se establecen con otras personas... ¿Cómo lograr relaciones sanas? ¿Existe alguna relación con las energías que cada ser humano transmite?

- Somos lo que somos, no lo que nos dijeron que éramos desde que nacimos, cuando salimos de ese ego reactivo que se considera el centro de la creación y pertenece a un par de grupos de referencia. Cuando dejemos de tener estos grupos de pertenencia y seamos libres de la mirada social, empezará la plenitud. Hasta ahora siempre hemos atraído relaciones afines a nuestra forma de vivir. Si estamos llevando una vida chata, tendremos relaciones chatas, periféricas y bajas. Si elevamos la frecuencia vibratoria, que finalmente se trata de eso, vamos a estar siempre con personas que embellezcan nuestras vidas. Una persona puede estar bien y sola y luego bien y acompañada. La clave está en descubrirse, es necesario saber quiénes somos plenamente. 

Una relación sana es aquella que potencia tu vuelo, tu brillo, tu libertad. Por el contrario, una relación enferma es la que te disminuye, la que genera miedo, vulgaridad, temor, tensión. ¿Para qué disminuir una vida física? ¿sólo para estar acompañado por miedo a la carencia? Esto no tiene sentido. 

Somos frecuencias vibratorias atrayendo o repeliendo a otras personas, según nuestras vibraciones producidas por pensamientos y emociones. Siempre vamos a estar con alguien igual a nosotros: los opuestos complementarios. Una persona honesta no está con una deshonesta, una persona elevada en una búsqueda genuina, no está con alguien frívola, estupidizada. Una persona pusilánime, de baja estima, siempre está con un abusador; una persona heroica está con alguien que jamás manipulará su libertad, ni la limitará, sino que ambas volarán juntas. Debemos saber que nos merecemos lo mejor y que podemos aspirar a crear vínculos con personas que poseen características magníficas, pero sólo si nosotros sabemos desarrollar esos aspectos que estamos buscando afuera en nosotros mismos. 

- ¿Vinimos a cumplir alguna misión o la única es ser felices? ¿Existe la felicidad como estado permanente? 

- Si buscamos la felicidad como momentos de obtención de cosas, es absurdo... entonces todos los otros momentos en los que no estamos logrando algo somos infelices por naturaleza. "Estoy feliz porque me enamoré, porque voy a tener un hijo, porque gané un premio, porque me fui de viaje, porque me aumentaron el sueldo", y cuando no hay nada de esto... ¿la vida será una depresión constante, anhelando que algo bueno se produzca? 

Los grandes maestros espirituales dicen que la felicidad no es la excitación emocional, y cuanto mayor es ésta, más grande es la caída. Por felicidad se entiende el control de la mente, la dicha de frenar el parabrisas del auto bajo la lluvia, que hace que los pensamientos y la mente vayan todo el tiempo de izquierda a derecha, del pasado al futuro. Hasta que eso no se frena no podemos manejar el instante. Entonces, las personas van a poder ser felices cuando manejen sus propios instantes, cuando no permitan que lo de afuera, lo que ya pasó y el futuro, hagan estragos en sus vidas. 

Una persona que sabe ir a conciencia y percibir quién habla por su boca, quién ve a través de sus ojos, quién mueve su cuerpo, qué permite que este momento esté existiendo, darse cuenta de que es el ser el que habilita todas las respuestas y no el ego; el autor, no los roles, no los personajes a la deriva. Entonces, por dicha, una palabra muy linda, se entiende ese momento de observación, de quién es cada persona. Cada acto que cada persona realice es perfecto, porque se está fundiendo con su atención en esa acción... eso es la felicidad. 

¿Cuál es la única misión en la vida? Saber quiénes somos y ser felices... esta es la misión divina. Pero, mientras tanto, hay una misión mundana, mientras estoy con un cuerpo encarnado, sé quién soy, qué hago con el cuerpo, lo utilizo para el servicio de la humanidad, descubro qué talentos tengo, para qué sirvo, qué me deleita hacer, cómo generar abundancia, no sólo económica, sino en materia de salud, de proyectos de vida, de abrazos, de besos, de creatividad. Usar, disfrutar y compartir el talento con los demás, que aquello que cada quien vino a hacer, le sirva también a la humanidad.

- El miércoles 9 de octubre visitará Venado Tuerto... 

-Sí, estaré en 1927 Multiespacio. El público podrá escuchar todo esto y mucho más... cómo crear la mejor versión de cada uno; cómo crear la realidad que merecen; cómo ser dueños de la vida que eligen; cómo valorar, crear, compartir, disfrutar de nuestras mejores versiones. Y saber que somos libres y que si creemos en nosotros mismos seremos dueños de nuestras historias de amor con la vida. Quienes asistan, a partir de las 21.30, se llevarán, además, dos libros de mi autoría. 

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EN LA MATANZA Y ESTEBAN ECHEVERRIA

Inundaciones: quedan más de 3.400 evacuados

EN EL 50° ANIVERSARIO DEL COLEGIO DE GRADUADOS REGIONAL

Capacitación intensiva para profesionales en Ciencias Económicas