11/10/2019

MILANI EN EL JUICIO POR DESAPARICION DEL SOLDADO LEDO VOLVER

"Nunca torturé, no sé lo que es un centro clandestino de detención"

El ex jefe del Ejército durante la presidencia de Cristina Kirchner, César Milani, afrontó este jueves la primera audiencia del juicio oral y público en su contra por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo durante la última dictadura militar en La Rioja.

El proceso judicial se lleva adelante en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán y su comienzo se dio dos meses después de que Milani fuera absuelto y recuperara su libertad en una causa que lo investigaba por presuntos delitos de lesa humanidad en esa provincia.

En este juicio, Milani está acusado de encubrimiento y de falsificación ideológica de instrumento público; en tanto, el ex capitán Esteban Sanguinetti es acusado por las querellas de homicidio calificado y privación ilegítima de la libertad de Ledo.

La primera jornada del juicio comenzó con la lectura de la acusación fiscal y las distintas audiencias se realizarán los jueves y viernes. En la causa se investiga la desaparición del soldado conscripto Ledo, ocurrida en la madrugada del 17 de junio de 1976.

Sanguinetti y Milani, que en esa época eran capitán y subteniente respectivamente del Batallón de Ingenieros 141 del Ejército Argentino de La Rioja, fueron los encargados de iniciar un sumario por supuesta deserción.

"¿Quieren saber cuál es el destino de Ledo? Estoy convencido de que tienen que seguir la pista de inteligencia acá en Tucumán. Después apareció un testigo, Tello, que dice haberlo visto a Ledo con vida a fines de 1976 entrando a un centro clandestino de detención con tres personas", afirmó el ex jefe del Ejército.

En tanto, Milani cargó contra el ex gobernador de La Rioja y actual senador, Julio Martínez, quien fue el que presentó la denuncia: "Nunca, hasta el año 2013, nadie me citó en ningún expediente, nadie escuchó mi nombre, nadie me nombró bajo ningún punto de vista". Además, dijo que la acusación elevada por Martínez es "una vergüenza institucional por parte de un senador que miente descaradamente".

A diferencia del anterior proceso, en el que Milani contó con el patrocinio de la abogada penalista Mariana Barbitta, en esta ocasión afronta el debate asistido por un defensor público oficial, del mismo modo en que lo hace Sanguinetti.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.