11/10/2019

LAS VOCES DE AUTORIDADES LOCALES VOLVER

Accidentes de tránsito, un problema que parece no tener freno

Por: Santiago Balagué
Cronista

La situación del tránsito en Venado Tuerto no deja de ser una preocupación constante, no sólo de las autoridades políticas, sino de la sociedad en su conjunto, más aún cuando se suscitan accidentes como los que se registraron en las últimas semanas con consecuencias graves, llegando incluso a colapsar la terapia intensiva del Hospital "Dr. Gutiérrez" como sucedió días atrás tras una seguidilla de tres siniestros, donde los principales protagonistas fueron motociclistas que, en la gran mayoría de los casos, no llevaban puesto el casco correspondiente. 

Todos los esfuerzos que hacen en materia de prevención y seguridad vial (operativos de control, charlas, capacitaciones y demás) parecen insuficientes, por lo menos en el corto plazo, ya que los accidentes se siguen multiplicando. En este sentido hay que hacer dos aclaraciones, por un lado la "accidentología cero" es prácticamente imposible y que las estadísticas de siniestros en Venado estarían dentro de la media nacional. De todos modos el incumplimiento de ciertas normas, como es el uso del casco (el porcentaje de vecinos que utilizan el casco es muy bajo) terminan siendo un agravante, ya que quizás muchos de los choques no se puedan evitar pero sí reducir las consecuencias. 

Si bien el primer y principal objetivo de una ciudad ordenada en materia de tránsito es proteger la integridad de los ciudadanos, también es una cuestión de recursos y presupuesto, porque cada persona accidentada le implica al Estado un costo significativo a través de las prestaciones de salud, que ronda en promedio los 200 mil pesos, aunque la cifra va incrementándose de acuerdo a las lesiones y prácticas médicas que se deban realizar. También la variación del dólar genera variaciones, ya que muchos de los insumos están sujetos a esta moneda.  

Un problema de salud

"La accidentología es un problema de salud", consideró la directora del Hospital "Dr. Gutiérrez" Cecilia Petrich, quien resaltó el impacto que esto genera en los efectores, donde las lesiones por siniestros viales son una de las atenciones más frecuentes que se brindan, concentrándose allí los principales recursos humanos y económicos. 

"Es real el desorden en materia de tránsito que tiene Venado Tuerto, de todos modos si ve otras ciudades de características similares esta problemática también existe. De allí la importancia de trabajar en promoción y prevención para que tengamos menos cantidad de siniestros y por ende de lesionados", manifestó.     

Intensificar los controles

El intendente municipal José Luis Freyre aseguró que los objetivos en estos últimos meses de gestión es fortalecer el trabajo que se viene haciendo en esta área, sabiendo que inicia la temporada donde la circulación de motos es mayor, incluso en la noche del miércoles se secuestraron varios vehículos producto de estos operativos. 

"Es necesario que haya una unificación de criterios a nivel nacional, provincial y municipal, con una clara bajada de línea para que haya resultados concretos, sumando una fuerte participación de las fuerzas de seguridad, como sucede en otras provincias, por ejemplo Córdoba, donde la policía tiene como prioridad el tema de la seguridad vial", planteó Freyre, quien a su vez le dio mucho valor al trabajo que se realiza en Venado en materia de educación vial, ya sea en fábricas, escuelas, iglesias y demás instituciones, aunque consideró indispensable que sea una materia más en la currícula escolar, lo mismo que con las campañas de concientización.   

"Estamos persistiendo en los controles, con un gran trabajo de todo el equipo de Tránsito, que siempre son más positivos cuando nos acompañan las fuerzas de seguridad", expresó. Y añadió: "Venado Tuerto es una ciudad con una gran cantidad de vehículos en proporción con la cantidad de habitantes, por ello también es importante cómo nos manejamos cada uno de nosotros".

Como autocrítica, el mandatario enfatizó: "Quizá la constancia de los controles tendría que haber sido mayor, pero también sabemos que requiere de una inversión mayor en personal y recursos. Creo que fuimos bastante rigurosos con el control y sanción". 

Intento de "tolerancia 0"

Allá por el año 2008, en el inicio de la gestión de José Luis Freyre se intentó la aplicación de la "tolerancia 0" en materia de tránsito. La designación de Daniel Virelaude al frente de esta área vino acompañada de un plan establecido en dos tramos: una fuerte campaña de concientización y educación vial y luego un fortalecimiento de los operativos, con puestos diseminados en diferentes puntos de la ciudad apuntando principalmente al uso del casco y a los controles de alcoholemia. A ello se le sumaron otros ejes de acción como la creación de la Junta Municipal de Tránsito y proyectos que no prosperaron como es la obligatoriedad del uso del casco en motociclistas para poder cargas combustibles.  

Este parecía que era el camino, incluso rápidamente se había logrado incrementar la cantidad de motociclistas que circulaban con los elementos de seguridad correspondiente. De manera paralela comenzaron a colmarse los corralones con vehículos secuestrados. Sin embargo la intensidad de las campañas y los controles fueron bajando y nuevamente apareció el incumplimiento como una constante.  

Este programa que sumaba colaboración de otros organismos como Bomberos Voluntarios o las fuerzas de seguridad había logrado incluso reconocimientos internacionales, ya que las estadísticas mostraban una reducción significativa de los siniestros, en especial de los que tenían resultados fatales. 

El desafío de Chiarella

El intendente electo Leonel Chiarella viene siendo muy crítico de las políticas en materia de tránsito que aplica la actual administración y en varias oportunidades planteó que uno de los desafíos es aplicar cambios sustanciales que deriven en mejorar la circulación por las calles de Venado Tuerto. Incluso ha sido autor, junto a Juan Ignacio Pellegrini y Santiago Meardi de ordenanzas como "Moto Segura" que brinda mayores herramientas al Estado para realizar controles y operativos; y lograr una mayor rigurosidad en el cumplimiento de las sanciones.

Sin duda la creación de la Secretaría de Control Urbano es un indicio de la importancia que tendrá el tránsito, como así también otras áreas relacionadas como ser la Guardia Urbana Preventiva o el sistema de videovigilancia, en la futura gestión.

El objetivo será mostrar resultados rápidamente en lo que respecta a la seguridad vial y poder sostener un trabajo constante y persistente. 

Datos Nacionales

Según el estudio sobre siniestros viales, realizado por la Nación, en el país la muerte por accidentes de tránsito representa entre el 20 y 25 por ciento del total de defunciones por causas externas, entendidas estas como muertes evitables. Considerando los registros territoriales, en la provincia de Buenos Aires se produjeron entre 2010 y 2015 el 34 por ciento del total de las muertes por accidentes de tránsito. Es, por mucho, la provincia que registra la mayor problemática en este tema.

Siguen Santa Fe, con el 11 por ciento; Córdoba, con el 7 por ciento y Mendoza, con el 6 por ciento. Estas cuatro provincias se mantienen como las de mayor incidencia de muertes por esta causa. 

En el período citado (2000-2015) se registraron 67.400 muertes por accidentes de tránsito de vehículo de motor. Esto representa el 1,4 por ciento del total de defunciones para ese período. Dentro de las causas externas, las muertes ocasionadas por el tránsito fueron las más frecuentes con una tasa (cada 100.000) habitantes cuyas oscilaciones estuvieron entre 8,3 en 2002 y 12,5 en 2013. Según los últimos datos disponibles en 2015, la tasa fue de 10,5. La población de hombres es la más vulnerable para este riesgo de muerte. Considerando el rango etario, se observó que la población de entre 15-24 años es la más afectada. Según un informe comparativo de la OMS, en 2013 Argentina se ubicó entre los países de América con tasas de mortalidad por accidentes de transporte relativamente bajas (13,6). Dentro de la región, solo Chile presentó una tasa levemente menor (12,4), en tanto que las tasas de Brasil, Paraguay y Uruguay fueron superiores.

Por último, en el informe "Mortalidad por lesiones de accidentes de tránsito" del Ministerio de Salud (2016) se destaca que en Argentina la mitad de las muertes se producen en automóviles. Las muertes en vehículos de motor de 2 o 3 ruedas crecieron ostensiblemente.

  

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.