16/10/2019

ANALISIS DEL PRIMER CAPITULO VOLVER

El debate presidencial, según nuestros políticos

Por: Juan Franco
Análisis

Tres días después del debate en la ciudad de Santa Fe entre los seis candidatos a presidente de la Nación (Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Juan José Gómez Centurión, José Luis Espert y Nicolás del Caño), continúan las evaluaciones sobre quién resultó más beneficiado. Y también se generó una discusión acerca de una reglamentación restrictiva que no incentiva el cruce directo entre los postulantes. A cuatro días del segundo debate previo a las elecciones generales del 27 de octubre, donde se discutirá sobre Seguridad; Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado; y Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda, seis dirigentes políticos locales manifiestan sus conclusiones.

Lisandro Enrico, senador provincial (UCR)

"Siempre son buenos los debates presidenciales, porque se trata de formatos de comunicación política que están probados en las democracias más avanzadas, aunque tengo mis dudas sobre la conveniencia de un segundo capítulo el próximo domingo. De todos modos, considero oportuno que la sociedad tenga ante sus ojos en un pie de igualdad a todos los candidatos presidenciales a los efectos de comparar sus propuestas. En definitiva, se trata de una herramienta democrática valedera, donde algunos postulantes tuvieron mejor desempeño que otros, y esperemos que sea útil para la mejor definición del voto por parte de los electores que aún no están decididos".

Miguel Cacciurri, referente del Frente Despertar

"Esperaba un debate más dinámico y menos aburrido. Los que esbozaron propuestas más concretas fueron (José Luis) Espert, (Juan José) Gómez Centurión y (Roberto) Lavagna, en tanto que (Mauricio) Macri y (Alberto) Fernández se dedicaron a pelear entre ellos, y (Nicolás) del Caño reiteró el discurso contestatario de la izquierda tradicional. Creo que faltó profundizar sobre las políticas para el control de la inflación o la transformación educativa, por ejemplo, sobre todo en el caso de los postulantes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. La mayoría esboza buenas intenciones pero en los hechos hay pocas precisiones."

Jorge Lagna, secretario de Gobierno (MVT)

"Creo que para culturas latinas como la nuestra, este formato de debate presidencial es muy yanqui, no agrega demasiado y es difícil obtener conclusiones sobre presuntos ganadores de la pulseada. Sin dudas que es necesario, pero advierto que hay más exposición que debate. Además, el resultado de las primarias fue tan contundente a favor de Alberto Fernández que le hizo perder importancia a esta confrontación. La verdad es que en Argentina no tenemos la cultura del debate, nos movemos por otras pasiones, pero hay que insistir con este modelo de intercambio de ideas, y no sólo a nivel nacional, sino también en las provincias y las ciudades".

Oscar Pieroni, diputado provincial (PS)

"En estas condiciones el debate presidencial no sirve de mucho, porque la propia reglamentación les permite a los candidatos rehuir a la indispensable confrontación de ideas. Solamente (Roberto) Lavagna intentó profundizar en la cuestión económica y social, sobre todo en el tema de la pobreza, pero en general fue todo muy chato y anodino. Además, algunos postulantes confundieron debate de ideas con cruce de chicanas de dudosa calidad. No obstante, es un buen punto de partida la obligatoriedad del debate y el próximo paso debe ser perfeccionar los procedimientos para promover la discusión del proyecto de país de cada sector, más allá de las lógicas limitaciones de tiempo." 

Viviana Downes, concejala (PRO)

"El debate del domingo volvió a reflejar la polarización entre el presidente Mauricio Macri y Alberto Fernández, mientras que los demás candidatos se mostraron desdibujados y dubitativos, sin poder cerrar una sola idea. Tal vez lo que más me sorprendió fue escuchar a Fernández, con altanería y prepotencia, diciendo todo lo contrario respecto de un año atrás, cuando descalificaba desde el llano al gobierno de Cristina Kirchner. O es un fraude o es un embustero, pero tamaña conversión de este señor me resulta peligroso e inquietante. También quedó claro en el debate la disputa entre el modelo republicano de Juntos por el Cambio y el modelo venezolano que fogonean los Fernández. Al Presidente lo noté suelto, frontal y convencido de que esto se puede dar vuelta, como ya pasó en 2015".

Darío Jeannot, concejal electo (Venado Renace)

"No me gustó para nada el debate presidencial porque no hubo propuestas y se transformó en un diálogo de sordos. La grieta es cada vez más profunda y de ese modo los argentinos no vamos a encontrar ninguna solución a nuestros problemas estructurales. Una de las cosas que mostró el debate es la sistemática predisposición al choque entre los candidatos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, y eso va en sentido contrario a los objetivos de unidad que se pregonan en los discursos. Creo que se perdió una oportunidad de progresar en términos de calidad democrática. Espero que el domingo próximo los distintos postulantes se pongan a la altura de sus responsabilidades".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL CONCEJO SE MANTUVO FIRME EN SU DECISION

Municipales no pudieron frenar la reforma del sistema jubilatorio

TAMBIEN SE DISCUTIO SOBRE EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

Concejo rechazó pedido de aumento de la luz sin audiencia pública