02/12/2019

LA FISCAL VIDAL PRESENTO LA ACUSACION VOLVER

Solicitan 17 y 19 años de prisión para los asaltantes de repartidores

La fiscal Mariana Vidal solicitará penas de 19 y 17 años de prisión para dos hombres a los que investigó por su participación en robos calificados cometidos en Venado Tuerto, según adelantó en la acusación que presentó en la Oficina de Gestión Judicial. Los acusados son un hombre de 44 años cuyas iniciales son JJG, y un joven de 19 cuyas iniciales son AL.

La fiscal Mariana Vidal solicitará penas de 19 y 17 años de prisión para dos hombres a los que investigó por su participación en robos calificados cometidos en Venado Tuerto, según adelantó en la acusación que presentó en la Oficina de Gestión Judicial. Los acusados son un hombre de 44 años cuyas iniciales son JJG, y un joven de 19 cuyas iniciales son AL. Al primero de ellos, la fiscal lo acusó de ser partícipe primario de dos robos calificados (por el uso de arma de fuego apta para el disparo y por ser en poblado y en banda); además le endilgó la autoría de los delitos de tenencia de arma de fuego de uso prohibido, tenencia de arma de fuego de uso civil y encubrimiento. Por su parte, al joven de 19 años, Vidal lo acusó de ser coautor de dos hechos de robo calificado (por el uso de arma de fuego apta para el disparo y por ser en poblado y en banda). Se trata de los dos ilícitos por los que se acusó a JJG como partícipe primario. Al respecto cabe recordar que al tomar estado público la detención de este último se generó una conmoción, ya que unos meses antes había sido precandidato del Frente Juntos para el cargo de senador provincial, perdiendo en las primarias.

Inteligencia previa

"Los robos que investigamos fueron cometidos el miércoles 29 y el jueves 30 de mayo en Venado Tuerto", informó la fiscal Vidal. "En ambos casos fueron realizados con armas de fuego, en la vía pública, en zonas pobladas, contra repartidores de empresas que estaban trabajando y por tres personas", agregó.

"Las personas que cometieron los ilícitos estaban organizadas y utilizaron el mismo modus operandi para ambos hechos", subrayó. "Para concretar los ilícitos realizaron tareas de inteligencia previa que les permitieron conocer los recorridos que hacían los repartidores, que no contaban con custodia policial, y cuál era el horario en el que tenían más dinero en efectivo en su poder", destacó.

Dos robos

En relación al primero de los hechos ilícitos, la funcionaria del MPA sostuvo que "fue cometido alrededor de las 13.30 en inmediaciones de calle Urquiza entre Correa Llobet y Pardal. Intervinieron los dos acusados y otro hombre que si bien está prófugo, ya fue identificado y se libró la orden de detención". "A la persona que está prófuga utilizaron un arma de fuego para sustraerle a un hombre un teléfono celular y entre 60 mil y 70 mil pesos en efectivo de la recaudación de la empresa para la cual trabaja de distribuidor", indicó la fiscal. También precisó que "mientras tanto, JJG los esperaba en un vehículo Peugeot gris en el cual escaparon del lugar".

"El segundo robo fue cometido al día siguiente, alrededor de las 20.20, en inmediaciones de calle Runciman 150", manifestó la fiscal. "En este caso, la víctima fue otro distribuidor al que le sustrajeron 18 mil pesos", añadió. Vidal relató que "en este caso, los coautores fueron el acusado de 19 años y otro hombre aún no identificado. Tenían en su poder un revólver calibre 32 y un arma blanca". La funcionaria del MPA hizo hincapié en que "las diligencias investigativas realizadas nos permitieron concluir que a la víctima le dispararon tres veces con el arma de fuego con la intención de quitarle la vida para que no pueda identificarlo". "Al igual que en el robo del día anterior, el acusado JJG los estaba esperando por calle Garibaldi (pasando Runciman) en el mismo Peugeot 206 de color gris. De hecho, las tres personas escaparon del lugar en ese vehículo", concluyó la fiscal.

Las armas

La fiscal Vidal afirmó que "al acusado de 44 años también se lo imputó por la tenencia de dos armas de fuego". Y expresó que "en un allanamiento realizado en horas de la madrugada del viernes 31 de mayo en su casa, tenía en su poder un revólver calibre 32 de uso civil con el número de serie limado (suprimido por acción mecánica) y apto para producir disparos, y una escopeta recortada calibre 16 de uso prohibido y también apta para producir disparos". La fiscal también refirió que "tiene hijos, estudios previos y trabajó mucho tiempo como repartidor, por lo que conocía los movimientos de las víctimas de los hechos. Eso hace más reprochable la conducta intimada".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

INTERNADO EN EL HOSPITAL CULLEN DE SANTA FE

Se buscan familiares de José Arsenio Rivero