06/01/2020

FIRMAT - DIA DE JUBILO PARA FIRMAT Y LA REGION VOLVER

A partir de hoy, Vassalli vuelve a producir cosechadoras

Por: Jorge Pavia

El comienzo del 2020 tiene un sabor especial para las 300 familias que dependen directamente de la firma Vassalli y otras tantas que se benefician indirectamente de la mítica fábrica de cosechadoras ubicada en la ciudad de Firmat. Y es que a partir de hoy, después de mucho desconcierto y una toma de las instalaciones por parte de los trabajadores, el monstruo regional de la agroindustria vuelve a funcionar. Las buenas nuevas llegaron justo antes de la Navidad, y en los últimos días terminó de cobrar forma para convertirse en inminente realidad.

En diálogo con El Informe, el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Firmat, Diego Romero, dio detalles de lo conseguido: "La fábrica viene de una toma de mucho tiempo y el objetivo de esa actitud fue buscar inversores para que vengan a hacerse cargo, cosa que está pasando hoy".

Respecto a los inversores que pondrán en marcha la empresa, Romero afirmó que "la gente que viene es de un fondo común de inversión, asesorados por una consultora que opera a nivel mundial, que es KPMG, y son los que los van a aconsejar a nivel operativo, con personas capacitadas e idóneas. Afortunadamente la empresa sigue siendo Vassalli y los empleados mantienen las mismas condiciones laborales, o sea la misma antigüedad y categoría que hasta ahora; en ese aspecto sigue todo igual, sólo que estos empresarios hicieron un contrato de Fasón y por ende le van a girar una cuota mensual a la fábrica, además de insumos, para que pueda producir".

Negociaciones

Al tratarse de un grupo común de inversión, los detalles de la operación no fueron nada fáciles, sobre todo teniendo en cuenta el gran pasivo que acumula Vassalli sobre sus espaldas. "Las negociaciones fueron arduas, en un principio los inversores querían pagar sólo tres horas por día y no hacerse cargo de la deuda postconcursal ni ningún pasivo que acarreara la firma. Recordemos que la fábrica se concursó y cada obrero hizo una acreditación de lo suyo, y se suponía que luego de eso la empresa empezaría a cumplir con sus obligaciones. Esto no pasó porque no pudo, no había ventas ni financiación para salir a competir", describió el gremialista. "Esto hizo que se genere otra deuda más, que es la postconcursal. Ellos insistían en pagar tres horas, por lo que nos levantamos de la primera reunión y nos fuimos, ya que pedíamos un mínimo de seis horas. Luego hubo algunos encuentros más en los que no llegamos a un acuerdo. Hubo otra oferta de pagar cuatro horas diarias, pero sin hacerse cargo de la deuda y con la mitad de los empleados actuales, la que también rechazamos, hasta que días antes de Navidad llegó una propuesta que se acercaba a lo que los empleados pretendían, esto es, el pago de seis horas diarias de trabajo, hacerse cargo de la deuda postconcursal y, lo más importante, mantener los 300 puestos de trabajo, que no son sólo metalúrgicos, sino que hay empleados que pertenecen a Asimra y fuera de convenio, de los cuales la UOM también se hizo cargo porque los otros gremios no aparecieron", descargó Romero.

En relación con el acuerdo logrado, el dirigente admitió: "En lo personal no me satisface, porque creo que no es suficiente, pero cuando lo presentamos en asamblea se decidió aceptarlo. El primer contrato es por un año, luego de ese plazo las partes se sentarán a hablar. La intención de ellos es, en el futuro, hacerse cargo también de la deuda concursal. No hay que olvidar que la fábrica tiene un pasivo de más de mil millones de pesos. El objetivo que ellos tienen para este primer año es fabricar 24 cosechadoras y el segundo año llegar a 36. Seguramente este contrato será por dos años".

Entre los allegados a la empresa firmatense se dice que este nuevo grupo que desembarcó en Vassalli tiene casi cerrada una importante exportación de máquinas, ante lo cual Romero expresó: "Ojalá sea así, porque los empleados de Vassalli se lo merecen, la pelearon mucho. Yo voy a estar siempre orgulloso de ellos y de la lucha que pudimos dar, porque desde la UOM Firmat siempre estuvimos con ellos, nunca los dejamos".

Actualidad regional

Es sabido que desde hace tiempo la crisis golpeó fuerte tanto a las grandes como a las pequeñas empresas. En nuestra región la realidad no es distinta y muchas fábricas se vieron afectadas con la recesión. "La actualidad de las empresas es bastante crítica", afirmó Romero y continuó: "Varias tuvieron que cerrar sus puertas, otras pudieron mantenerse, pero con la mitad de los empleados o reducción de la jornada laboral. En muchos casos como gremio no pudimos hacer nada porque el hilo estaba tan delgado que tirando un poco se cortaba, y no estamos en condiciones de generar un conflicto que lleve al cierre de una fábrica y se pierdan puestos de trabajo. Muchas veces estamos entre la espada y la pared. Hay empresas que están mal, algunas que la están luchando y otras que siempre fueron ordenadas y a pesar del desastre económico lograron mantenerse, aunque sea tambaleando, pero pudieron cumplir, aunque también a ellas les llegó la crisis. También están los empresarios irresponsables, que haya crisis o no, siempre son incumplidores".

Por último, el conductor de la UOM Firmat manifestó "el agradecimiento profundo al secretariado de la UOM nacional por el apoyo recibido, a Antonio Caló por los camiones de mercadería y el dinero que mandó durante la toma. También a la Seccional Rosario, al secretario general Antonio Donello y, por sobre todas las cosas, a Pablo Serra, que nos acompañó y ayudó sin tener ningún compromiso con nosotros, porque no es abogado de la UOM Firmat y no cobra nada de lo que es de los empleados, y aun así nos dio una mano enorme. Sin el apoyo de todos ellos esto hubiese sido muy difícil", redondeó Romero.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.