13/01/2020

UNO DE LOS GRANDES DESAFIOS DEL GOBIERNO DE CHIARELLA VOLVER

Lanzan campaña de uso intensivo del casco para motociclistas

Por: Juan Franco
Análisis

La Municipalidad lanzará el jueves próximo la campaña por el uso intensivo del casco -ya es obligatorio- para los motociclistas, tarea que estará a cargo de la secretaria de Control Urbano y Convivencia, Silvia Rocha, quien si bien no fue la precursora, participó en tramos posteriores de la exitosa experiencia de ordenamiento del tránsito en la ciudad de Firmat. Para la funcionaria, la problemática del tránsito es muy delicada en Venado, porque impacta en la convivencia social y los accidentes en la vía pública provocan lesionados casi todos los días -a veces con desenlace fatal o graves secuelas-, demandando además ingentes erogaciones al sistema de salud pública estatal.

"La primera etapa de la campaña será de sensibilización, en busca de que la comunidad se apropie de la norma, porque todos saben que el uso del casco reduce en gran medida los riesgos en caso de accidente, pero nos encontramos con que la gente no la hace propia y en las calles está a la vista que más del 90 por ciento de los venadenses no usa el casco cuando se desplaza en motocicleta", sostuvo la secretaria. Y atribuyó esas conductas en el tránsito urbano a razones de educación, destacando que de la estadística de motociclistas atendidos en el Hospital Gutiérrez surge una llamativa mayoría con bajo nivel de escolarización.

"En esta próxima campaña vamos a convocar a distintos actores sociales para generar un gran compromiso comunitario en el cambio de conductas en la vía pública, porque hoy está naturalizado que en Venado nadie usa el casco y que los accidentes de tránsito con la intervención de motos son moneda corriente", expresó Rocha. Y acotó que "estrategias para intensificar el uso del casco hay muchísimas y de las más diversas, pero lo que no puede faltar es la decisión política de implementar una campaña sostenida, y esto es lo que le sobra al intendente Leonel Chiarella, ya que está convencido de que no hay que temer al eventual enojo de algunos motociclistas, sino pensar en el cometido final de un tránsito ordenado, que en definitiva es lo que exige la mayoría".

Desde que asumió en la repartición, Silvia Rocha coordina frecuentes encuentros de intercambio de opiniones con los inspectores de Tránsito, piezas clave en la nueva campaña, y todos muestran entusiasmo y compromiso con el ambicioso desafío, pero "nos piden que no haya contradicciones entre el discurso y la práctica, porque en otros tiempos ellos tenían que poner el cuerpo en la calle para los operativos, que a veces derivaban en el secuestro de motos por distintas infracciones, y a las pocas horas se enteraban de que esos vehículos habían sido liberados por una orden de arriba, y eso ahora no va a pasar".

Luego de la etapa de sensibilización -donde los medios de comunicación tendrán un rol protagónico- con el uso del casco se pondrán en marcha los operativos de control, aunque la secretaria aclaró que por la magnitud de la ciudad, "no vamos a lograr que las inspecciones se implementen en todos los puntos de Venado, y al mismo tiempo, ya que para esos objetivos no contamos con la cantidad de personal ni móviles suficientes; por lo tanto el proceso será lento y se adaptará a los recursos disponibles, con distintas etapas, que abarcarán controles preventivos, educativos y sancionatorios", ilustró.

"Los venadenses ya habrán comprobado que los inspectores de Tránsito, con muy buena disposición, sugieren cambios de hábitos no solo a los motociclistas, sino también a los automovilistas, por ejemplo con el uso del cinturón de seguridad y las luces bajas encendidas. El objetivo es que los controles sean permanentes y no esporádicos, que los vecinos identifiquen a los inspectores con el ordenamiento del tránsito y con la prevención, y no con actitudes prepotentes o afán recaudatorio", consideró Rocha, quien se abstuvo de brindar más precisiones a la espera del lanzamiento de la campaña.

Varios fracasos

Luego de la crisis de 2001, Venado quebró varias veces su propio récord de venta de motocicletas 0 Km, y en ese lapso la ciudad sólo se adaptó al crecimiento exponencial de estos vehículos en las calles con una gran ampliación de las áreas de estacionamiento. Sin embargo, se sucedieron los fracasos en torno a las normas de seguridad que debieran cumplir los motociclistas, los cuales en su inmensa mayoría circulan sin atender la ley de tránsito. En 2004, por ejemplo, el Concejo local sancionó la ordenanza 3143 propiciando una campaña de uso del casco, y en 2006 los voluntaristas ediles de la época insistieron en ese mismo cometido a través de la ordenanza 3420. Sin voluntad política, las campañas se desmoronaban una tras otra. Ya en 2012, mediante la ordenanza 4102, el cuerpo legislativo modificó el inciso 42 del artículo 65 de la ordenanza 2725/99, en virtud del cual "por circular en motocicleta o ciclomotor sin poseer casco normalizado el conductor y el acompañante (...) será sancionado de la siguiente manera: a) En caso de la primera infracción, el Departamento Ejecutivo Municipal queda facultado para sustituir el cobro de la multa correspondiente por la acreditación de compra de un casco protector, con fecha posterior a la infracción; y b) A partir de la segunda infracción, será sancionado con multa de 30 unidades fiscales hasta 100 unidades fiscales, más los accesorios estipulados en el Código de Faltas". Hasta ahora, todo quedó en letra muerta. Y un nuevo gobierno vuelve a asumir el desafío.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.