14/02/2020

ANALISIS VOLVER

Municipios aguardan definiciones de "arriba" mientras se les viene la paritaria por "abajo"

Por: Juan Franco
Análisis

Mientras la Casa Rosada ata su suerte a la reprogramación de los vencimientos de la deuda externa, el gobernador Omar Perotti deposita sus expectativas en la Ley de Necesidad Pública, y no sólo anhela un expeditivo trámite en Senadores, sino también una media sanción unánime, con el aval de la UCR, para ingresar con más ímpetu en la Cámara baja, donde es mayoría el Frente Progresista, Cívico y Social, y así evitar el mismo revés que con la "ley de emergencia". Mientras tanto, el senador venadense Lisandro Enrico valoró que esta vez la Casa Gris convocara a la oposición a una charla previa, aunque avisó que no aceptarían delegación de facultades ni endeudamientos para gastos corrientes, y consideró indispensable que la iniciativa contemple herramientas de asistencia a los municipios y comunas en dificultades.

Además de hablar con adversarios y senadores peronistas díscolos, Perotti intenta persuadir a los legisladores a partir de las necesidades de intendencias y comunas. Sin ir más lejos, en nuestra región se hizo sentir la voz del referente departamental del PJ y secretario de Municipios y Comunas, José Freyre: "Esperemos que prime en la Legislatura la racionalidad, que no haya posturas mezquinas (...) Nos interesa que a los santafesinos les vaya bien, y para eso le tiene que ir bien a cada municipio y comuna (...) y les va a ir bien si están los recursos para obras, educación, desarrollo productivo; y el paquete de medidas del proyecto de Ley de Necesidad Pública lo que tiene, ni más ni menos, es un respaldo mínimo de recursos para afrontar lo que viene". Y agregó que "a los intendentes y presidentes comunales les interesan las obras en sus territorios, mejorar la vida de su gente, pero los recursos municipales hoy por hoy no alcanzan para hacer obras, las tienen que hacer con la Provincia, pero para eso la Provincia necesita los recursos", enfatizó el ex intendente venadense, condicionando en buena medida el futuro político de los mandatarios territoriales a la aprobación de la "ley ómnibus".

Tiro por elevación

Además, Freyre advirtió que "la situación de los municipios es muy delicada, la mayoría declaró una situación de emergencia económica o de desequilibrio financiero, sobre todo porque a algunos les está costando sostener los sueldos, y hay otros que tuvieron que restringir los servicios". Sólo él sabrá si se trató de una generalización o un tiro por elevación al intendente Leonel Chiarella, quien soportó copiosas lluvias que no sólo causaron inundaciones, sino que favorecieron la proliferación de mosquitos y pastizales, suscitando críticas del vecindario, al tiempo que desde el PJ achacaban todos los males a los planes de austeridad, en sintonía con la defensa ejercida por el propio Freyre, quien había justificado que a veces es necesario acudir a horas extra del personal y los servicios de terceros. Al respecto, el jefe de Gabinete, Diego Milardovich, aclaró que "no suprimimos ni una sola hora extra que mereciera ser trabajada, lo que hicimos fue romper un esquema que premiaba la militancia o la amistad. Todas las horas extra que se justifican, se sostienen, e incluso se incrementaron por algunas circunstancias, como inundaciones, arreglo de calles o corte de malezas". Y aseguró que "no se restringió el consumo de combustible para la prestación de los servicios, sino que desbaratamos una red de corrupción que vendía el combustible que robaban de las máquinas".

Estado de alerta

Por si fueran pocas las dificultades de intendencias y comunas, se les avecina la paritaria con los trabajadores, cuyas conclusiones serán determinantes, en función de la alta incidencia de la masa salarial en sus presupuestos. Para colmo, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) ya se atrincheró en la defensa de la cláusula gatillo para la actualización salarial. Y no pasó desapercibida el último miércoles la cumbre regional -con sede en Venado- del gremio municipal y Amsafe (estatales faltaron a la cita), quienes se pusieron espalda contra espalda para declarar el "estado de alerta" y sostener la "cláusula gatillo como piso para la paritaria", en un grito desde el sur profundo para hacerse oír en el comienzo de las negociaciones previstas para la jornada de hoy en la capital provincial entre el Ministerio de Educación y los maestros.

En el Municipio local siguen de cerca esta porfía con los municipales porque un conflicto provincial afectaría los servicios y significaría un costo político para el novel gobierno. Ayer mismo la conducción de Festram puso punto final a "la tregua" autoimpuesta tras los cambios de gobierno; insistió en el reclamo de urgente convocatoria a la Mesa Paritaria; y amenazó con un plenario de secretarios generales para "evaluar medidas de fuerza".

El intendente Leonel Chiarella y su mano derecha Diego Milardovich, saben, por un lado, que la continuidad de la cláusula gatillo atentaría contra el equilibrio de las cuentas públicas y, por el otro, quieren evitar, mientras puedan, un pronunciamiento que los distancie de su personal. Así, el jefe de Gabinete precisó que "el salario municipal debe actualizarse para, cuanto menos, acompañar el proceso inflacionario y no perder poder adquisitivo" y enseguida enhebró con sutileza que "el método que se utilice para cumplir con ese objetivo se debe discutir en la mesa paritaria".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

INQUIETUD POR 25 POSITIVOS EN 48 HORAS

Venado sumó 13 nuevos casos de Covid-19

ESTUVO ACOMPAÑADO DEL INTENDENTE CHIARELLA

Sukerman visitó la comisión médica de la SRT en Venado Tuerto

TODOS SON CONTACTOS DE CASOS CONFIRMADOS

Venado sumó 12 casos de coronavirus este viernes