20/05/2020

INESPERADO CONFLICTO EN EL ESTACIONAMIENTO MEDIDO VOLVER

Permisionarios: lunes de rebelión y martes con vuelta parcial al trabajo

Por: Juan Franco
Análisis

La semana arrancó con sorpresas para las autoridades municipales ante la protesta de un amplio grupo de permisionarios del estacionamiento medido que no acató la decisión de reanudar las actividades en el rectángulo comprendido entre las calles Rivadavia, Maipú, Castelli y Casey, en el marco de la flexibilización del aislamiento social. Sin embargo, en la víspera, poco más de 30 de los 75 cobradores habilitados (más de 50 están autorizados a permanecer en sus casas por ser "población de riesgo") volvieron a la tarea en el horario matinal (8 a 12), e incluso se les ofreció la posibilidad de cubrir también el tramo vespertino (13 a 17). Mientras tanto, en San Martín y Marconi estiman que con el correr de los días se sumarán nuevos permisionarios.

En horas de la mañana del lunes, los trabajadores se habían concentrado en la esquina de Belgrano y 25 de Mayo, frente a la Iglesia Catedral, y luego se dirigieron a la sede municipal, donde tres delegados se reunieron con el jefe de Gabinete, Diego Milardovich, y el subsecretario de Movilidad, Eugenio Bernabei. En el encuentro, de poco menos de una hora, los manifestantes entregaron un petitorio a los colaboradores del intendente Leonel Chiarella, expresando sus argumentos para no volver a trabajar mientras persista la epidemia de Covid-19, recibiendo como respuesta que en tal caso conservarían sus puestos, pero dejarían de cobrar los 2.500 pesos semanales de compensación asignados mientras no se podía realizar la actividad.

"En este caso, que estamos en nuestros hogares, no porque nosotros lo pedimos, sino porque la situación lo amerita en virtud de un decreto nacional, nos correspondería un sueldo de categoría 9, que no nos están pagando", argumentó una de las manifestantes. "Nos quieren exponer a trabajar pese a que nuestra actividad hace imposible cumplir el distanciamiento social (...) Todavía no es el momento para permanecer tantas horas en la calle en este momento de la pandemia", comentó durante la marcha otra de las participantes, aclarando: "No estamos en rebeldía, sólo pedimos que nos respeten".

Mientras algunos permisionarios rechazaban volver a prestar servicios por el riesgo de contagio de coronavirus, otros reclamaban el reintegro a sus funciones, alegando que la recaudación semanal por el cobro de tarjetas es "muy superior" a los 2.500 pesos que vienen percibiendo en la cuarentena.

Todos sorprendidos

El jefe de Gabinete, Diego Milardovich, explicó que el Gobierno local consideró oportuna la habilitación parcial del sistema de estacionamiento medido, dado que no hay circulación comunitaria de Covid-19 en la ciudad, creció el desorden en el tránsito con la paulatina liberación de actividades, y se trata de una labor al aire libre, señalando que "ya la semana pasada habíamos establecido que los elementos de seguridad (barbijos, máscaras, guantes y alcohol en gel) se proveerían desde el Municipio y el pago de las boletas se pospondría para que puedan hacerlo con sus ingresos, así que la reunión del lunes era más que nada para pulir detalles, y por eso nos sorprendió encontrarnos con una manifestación de protesta", resumió el funcionario. "De todos modos dialogamos en buenos términos y logramos un principio de acuerdo para que hoy (por ayer) más de 30 permisionarios se reintegraran a las actividades", informó, augurando que con el corre de los días se sumarán varios más.

"Nosotros aclaramos que aquellos que no lo hagan, aunque mantendrán su posibilidad de volver cuando lo deseen, dejarán de percibir los 2.500 pesos semanales", explicó. Y luego acotó que el cuerpo de permisionarios se compone de casi 130 personas, de las cuales unas 70 integran la población de riesgo -siguen cobrando el bono-, y no descartó que se incorporen algunos más a esa nómina de excepciones ante la certificación de patologías o porque tienen personas de riesgo a su cargo, evaluación que comenzarán a la brevedad un médico laboralista y una trabajadora social. "Se evaluará caso por caso", se comprometió el jefe de Gabinete, anticipando que a dicha población de riesgo de permisionarios -impedida de salir a la calle- se le aumentará el bono a 3 mil pesos semanales.

Sobre el reclamo de los permisionarios de un aumento de remuneraciones, según la categoría 9 del escalafón, Milardovich precisó que "se refieren a una ordenanza de 2016 que al año siguiente los mismos concejales (Pablo Rada y Patricio Marenghini) que ahora la promueven, son los que entonces, cuando integraban el Departamento Ejecutivo como colaboradores del intendente José Freyre, la vetaron porque no aceptaban las condiciones que el Concejo imponía a la regulación del estacionamiento medido. Esto prueba las motivaciones políticas de esta movida", lamentó el ex jefe del Nodo 5. "Además, son los mismos autores del veto de otra ordenanza que reconocía derechos para los permisionarios. Hoy, más que nunca, en un contexto delicado, es necesario abandonar posturas especulativas que, para colmo, incentivaron un duro enfrentamiento en las redes entre los permisionarios y el resto de la ciudadanía".

Carta al Concejo

El mismo lunes, los permisionarios presentaron una nota al presidente del Concejo, Juan Ignacio Pellegrini, advirtiendo que como consecuencia de la pandemia de Covid-19 "resolvimos en asamblea 'no salir a trabajar', ya que es imposible cumplir con las normas de bioseguridad, porque con un par de guantes y un barbijo no nos protegemos de un virus tan letal" y plantean también que "con cada persona que atendemos necesitamos hacernos un lavado de manos".

También destacan como impedimento que "hay contagios y decesos en muchas ciudades del país y próximas a Venado Tuerto, y todos tenemos familiares directos, ya sea adultos, de riesgo y/o hijos".

"Por estos y varios motivos más solicitamos que se nos permita quedarnos en nuestros hogares para preservar nuestra salud y la de nuestra comunidad, y pedimos también que se nos respete la ordenanza donde figura que tenemos que cobrar un sueldo de categoría 9", completan los permisionarios.

¿Parquímetros?

En las redes sociales circularon algunos apoyos aislados a la solicitud de los permisionarios, pero eran abrumadora mayoría los que los convocaban a volver al trabajo en duros términos, como tantas otras actividades exceptuadas -siempre con los protocolos sanitarios-, y los más exaltados iban más allá y pedían al intendente Leonel Chiarella que eliminara el cobro del estacionamiento a través de los permisionarios y dispusiera un sistema de parquímetros.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL PRESIDENTE HABLO DE LOS MAS VULNERABLES EN LA CUARENTENA

Fernández: El coronavirus dejó en evidencia la desigualdad en Argentina

MUNICIPIO, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FISCALIA

Intensifican controles en los ingresos a la ciudad