22/05/2020

PEDIDO DE PUBLICACION VOLVER

Jorge Newbery está remodelando y ampliando el sector de vestuarios

Desde hace mucho tiempo la ampliación, refacción y modernización de los vestuarios del estadio 'Vicente Ferretti', eran una obsesión de cada comisión directiva que pasaba por el Club Atlético Jorge Newbery. Proyectos que quedaron en la nada, otros que comenzaron pero que rápidamente se terminaron sin avances significativos, hasta que finalmente ese deseo comenzó a ser una realidad.

Desde el 2019 en menor medida, pero principalmente desde comienzo del 2020, ese proyecto comenzó a tomar forma real. Primero fueron los planos que con mucha generosidad hizo el arquitecto Gerardo Ricart, luego los primeros ladrillos que se fueron colocando, hasta el techado y la colocación de aberturas en el vestuario local y sala de profesores. Una gran primera etapa comienza a ver la luz.

El paso del tiempo y el poco mantenimiento, hizo que los trabajos sean más de los esperados, como por ejemplo con la renovación total de cañerías y desagües, aunque eso tampoco fue un impedimento para avanzar.

El proyecto consta de dos partes que irán por etapas. En la primera, se logrará en las próximas semanas culminar con la ampliación del vestuario local y la sala de profesores, para luego ir ya por los sectores "visitantes" y "árbitros", donde además se hará un box exclusivo para que utilicen árbitras en caso de que compongan una terna mixta.

Pero no sólo se mejorará lo que ya había, sino que también se ampliarán las instalaciones duplicando así la capacidad en todo el vestuario. De esta manera se contará con dos grandes espacios claramente diferenciados, por un lado estará el sector de duchas y baños, y por otro lado el sector de "lockers" donde los jugadores se cambiarán y escucharán las charlas.

A toda esta ampliación, se le sumará en la parte superior las cabinas de transmisión y una pequeña sala de reuniones y palco. Dejando un lugar para que el día de mañana se puedan construir 'dormis' para los jugadores.

Pero para agregar también como resumen de estos 3 años y medio que lleva la Comisión Directiva actual y que va camino a la renovación a fin de año, queremos sumar dentro de los trabajos realizados, la reconstrucción nuevamente del quincho tras el incendio y su posterior conexión al gas natural (gracias a Darío Lucero de Lima Ingenieria por la donación total de la obra) tan importante para calefaccionar o cocinar; la renovación de los desagües, cambio de vidrios, arreglo de accesos, tablero y conexiones eléctricas nuevas y todo lo necesario para la habilitación del Gimnasio ya sea para eventos o para la correcta práctica de las disciplinas patín y vóley; recuperación del espacio del natatorio y asadores con obras de embellecimiento y funcionalidad para poder recibir a los socios o para llevar a cabo las dos colonias de vacaciones con más de 350 chicos que transitaron todo el verano en el club; entre tantas obras que a simple vista quizá no se ven, pero que son fundamentales para el funcionamiento diario.

Pero saliendo de lo edilicio, también podemos hablar del reordenamiento institucional de Newbery a través del levantamiento de la Personería Jurídica que estaba suspendida, el tener los balances al día y las cuentas ordenadas, ser una institución que se sustenta económicamente por sí misma y ni hablar, de la recuperación de una Sede Social prácticamente destruida y que ahora vuelve a ser un edificio modelo y único para un club deportivo en toda la región.

Por todo eso, podemos como club sentir el orgullo de decir que venimos por buen camino, con muchos avances y que próximamente, cuando el aislamiento ya no sea un impedimento para volver a vernos, disfrutemos de unas instalaciones mejores y acordes a lo que nuestra historia obliga.

Párrafo aparte, queremos agradecer a todos quienes hacen posible este sueño. Desde proveedores que han donado materiales de forma total o parcial (Conformados Metálicos, Construshop SRL, Reverplas, La Casa de las Aberturas y AyC Materiales), particulares como Gerardo Ricart que se encargó de los planos y seguimiento de la obra, hinchas y allegados que colaboran siempre como Juan Carlos Alonso, que donó la escalera para acceder a la zona alta, como también así a nuestro ex jugador Nicolás Ibáñez, no sólo porque con el pago de sus derechos formativos tras su venta al San Luis de México pudimos avanzar de manera considerable con todo lo expuesto anteriormente, sino también porque se mostró muy interesado en los avances poniéndose a disposición para lo que el club necesite.

Muchas gracias a todos y ¡vamos Trico!

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL PRESIDENTE HABLO DE LOS MAS VULNERABLES EN LA CUARENTENA

Fernández: El coronavirus dejó en evidencia la desigualdad en Argentina

MUNICIPIO, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FISCALIA

Intensifican controles en los ingresos a la ciudad