29/06/2020

EN SOLO UN AÑO EL MEDICO BRASILEÑO SE GANÓ EL CARIÑO DE TODO CHOVET VOLVER

Salim Chueire: Tenemos que entender que hay un camino largo a recorrer, con suerte, un año

En medio de la pandemia, los trabajadores de la salud se volvieron figuras protagónicas. Desde los emotivos aplausos de cada noche por su riesgosa misión en la primera línea de batalla contra el coronavirus, hasta las cobardes amenazas de vecinos para que se fueran de sus casas por miedo al contagio. Hoy mismo Venado sufre los efectos del caso del médico de guardia, que desencadenó un efecto dominó en el interior del Sanatorio San Martín.

Por: Juan Franco
Análisis

En medio de la pandemia, los trabajadores de la salud se volvieron figuras protagónicas. Desde los emotivos aplausos de cada noche por su riesgosa misión en la primera línea de batalla contra el coronavirus, hasta las cobardes amenazas de vecinos para que se fueran de sus casas por miedo al contagio. Hoy mismo Venado sufre los efectos del caso del médico de guardia, que desencadenó un efecto dominó en el interior del Sanatorio San Martín. Y en la vecina Chovet sobresale un médico de cercanía, oriundo de Brasil, que en un año de trabajo se ganó el cariño y el respeto de la comunidad. Todos los chovetenses tienen a mano el número de teléfono móvil del doctor Salim Chueire, quien además manifiesta sus innatas cualidades comunicacionales a través del medio gráfico Chovet Habla, las dos emisoras de FM locales y las redes sociales, que siempre usa para divulgar informes y consejos de interés.

Nacido en la localidad de Presidente Prudente, provincia de Sao Paulo, se recibió de farmacéutico a los 21 años en su país y se desarrolló en la profesión hasta los 29 años. En octubre de 2009 viajó a la ciudad de Rosario para un posgrado y aprender el idioma español. Sin embargo, el año siguiente comenzó la carrera de Medicina en la UNR y entonces también viajaron a la Argentina su esposa Marisa (psicopedagoga) y sus pequeños hijos Rafiq y Latif. Más adelante, en 2015, nació el tercer niño, Faruk, y en 2018, Salim Chueire se recibió de médico y empezó con las primeras guardias en Rosario y en Firmat.

"Teníamos la intención de salir de Rosario y mudarnos a un lugar más tranquilo para la crianza de los hijos. Y en abril de 2019 los referentes de la Región de Salud de Venado Tuerto me contactaron y nos reunimos. Me presentaron algunas propuestas y la de Chovet nos pareció la más interesante", relató Chueire. "Recuerdo que visitamos la localidad en familia y nos encantó desde la primera vez que entramos. Nos reunimos con la actual diputada provincial Silvia Ciancio, en ese momento referente del Nodo de Salud, y con el presidente comunal Sergio Busquet, donde discutimos proyectos, condiciones laborales y se nos ofrecieron todas las comodidades. Así que el 1 de junio del año pasado nos mudamos a Chovet y enseguida inicié mis actividades como director médico del Centro de Salud y como médico en la localidad", describió el torcedor de Palmeiras e hincha de Rosario Central en su país adoptivo.

-A 100 días de aislamiento y cuando crecen los casos de coronavirus en el AMBA y nuestra región, ¿cómo observa este momento? ¿Nos acercamos al pico de contagios?

-Es imposible decir si tocamos el pico de contagios, solamente lo sabremos cuando los casos empiecen a disminuir. La pandemia entró en un estadio de franco ascenso, donde el número de casos se duplica en menos tiempo ante la flexibilización en el movimiento de personas, ya que el virus necesita portadores para seguir la cadena de contagios. La cuarentena fue muy importante para prepararnos, ganar tiempo e incrementar la capacidad de los efectores, armando centros de aislamiento y aumentando el número de camas de internación y de terapia intensiva. La saturación de los sistemas de salud es lo que suelen sufrir los países que enfrentan la pandemia y las medidas tienen que seguir apuntando a evitar ese colapso.

-Tiempo atrás usted divulgó su enojo por la relajación de algunos vecinos... ¿eso cambió? ¿creció la responsabilidad individual?

-Nosotros desde el principio tuvimos un buen acatamiento de las medidas de prevención por parte de la población. En un momento dado, todos se cansaron de la cuarentena, de la pandemia y de las reglas, a partir de allí algunas personas dejaron de cumplir con las medidas. Hubo dos situaciones clave, una fue la "llamada de atención" que hice públicamente por esa relajación, y la otra un caso sospechoso que luego dio negativo. Hoy tenemos un 70 por ciento de acatamiento de las medidas y siempre les agradezco el acompañamiento a los chovetenses. Tenemos que entender que hay un camino largo a recorrer, con suerte, un año. Y el tapabocas, el distanciamiento y el lavado manos, tienen que ser una costumbre del día a día. Lo que me preocupa ahora son las reuniones familiares y afectivas, ya que son responsables del 80 al 85 por ciento de los contagios.

-¿Cómo repercute en Chovet el brote en Carreras? ¿Preocupa que haya tantos contagios en localidades cercanas?

-Nuestro departamento se divide en microrregiones que se relacionan íntimamente entre sí. Cualquier evento en una localidad repercute inevitablemente en los distritos vecinos. Es preocupante la situación, porque además de aumentar el riesgo de contagios en Chovet, nos preocupa por la salud de los pueblos de la zona. Los focos regionales aumentan la cantidad de aislamientos, casos sospechosos y casos confirmados en todo su alrededor, esto es una lógica. Por eso le pido esfuerzo a la población de las áreas con más contagio y anhelo que se puedan controlar lo más pronto posible estos brotes.

-¿Y el episodio de Venado lo sorprendió? ¿Podía esperarse un desborde en el sanatorio más importante de la región

-Los brotes van a venir, ya es esperable. Hay muchas variables a tener en cuenta, como el mayor movimiento de personas y la época del año, ya que los virus respiratorios circulan más en el invierno. Responsabilizar, culpabilizar, es algo que no se debe hacer, porque nadie quiere enfermarse ni contagiar a los demás. Los profesionales de la salud somos los más expuestos en esta situación de pandemia.

-¿Qué cree más conveniente? ¿aislamiento con mayor control en rutas y bloqueo en accesos? ¿apertura controlada?

-Soy partidario del aislamiento estricto, inteligente y responsable. Estricto en el sentido de que todas las actividades liberadas deben tener protocolos rígidos, cumplidos a rajatabla; inteligente en cuanto a que se debe adaptar a la situación epidemiológica de cada microrregión y determinar sus vínculos con regiones más afectadas; y responsable en el sentido de que la población debe sostener las medidas de prevención, y aislarse y comunicarse con los efectores de salud inmediatamente si tienen alguna sospecha de portar el virus. Con la apertura se deben ampliar los controles en rutas, sobre todo en las interprovinciales, porque el 99 por ciento de los contagiados se encuentran en otras provincias.

-¿Contó con apoyo comunal para reforzar el sistema de salud local?

-Tuve total e irrestricto apoyo de la Comuna para actuar desde el primer día. Un marco importante es la ampliación del Centro de Salud, donde estamos construyendo dos consultorios nuevos para atender pacientes con patologías respiratorias y no mezclarse con los demás. Esta construcción es un esfuerzo conjunto entre la Comuna, fondos propios del Centro de Salud y familias que ayudaron. Además elaboramos una decena de protocolos locales, visitamos todas las fábricas del pueblo de manera frecuente, hicimos el seguimiento diario de los pacientes aislados y siempre trabajamos en la promoción de las medidas con la comunidad.

También contamos con el Comité de Crisis formado por delegados de la Comuna, el Centro de Salud, la Policía, los Bomberos, la Cooperativa Eléctrica, la Cooperativa Textil, el Club Defensores y el Club San Martín, entre otras entidades, y nos reunimos una o dos veces en la semana para definir las medidas a tomar. Además, remarco el total apoyo de los referentes de la Región de Salud de Venado Tuerto, principalmente de los doctores Pedro Bustos y Daniel Agostinelli, que nos acompañan en este momento de crisis. Y a nivel regional estamos preparados para enfrentar lo que se viene, donde además del Hospital Gutiérrez y los Centros de Aislamiento en las localidades, valoramos la interesante reorganización en las atenciones del Hospital "San Martín" de Firmat.

-Salim, qué opina de la situación de Brasil y la gestión de la pandemia del presidente Jair Bolsonaro?

-Tengo mi hermano y mi padre que viven en Brasil, y por suerte mi madre se vino a vivir conmigo hace seis meses. Mi padre ocupa el mismo cargo que yo y discutimos diariamente la situación de ambos países. La actualidad de Brasil es catastrófica y creo que se agravará mucho más. Bolsonaro no supo dimensionar la gravedad de esta pandemia, priorizando la economía, y hoy los números son escandalosos. Es un temor constante por nuestros familiares. No cuestiono términos políticos y económicos, pero estoy convencido de que las medidas que adoptó y sigue adoptando el presidente Alberto Fernández estuvieron a la altura de afrontar la pandemia.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

CON NEXO EN BROTE ORIGINAL DE CARRERAS

Médico del Hospital Gutiérrez, nuevo positivo en Venado

FERNANDEZ TILDO DE CANALLESCO UN DOCUMENTO OPOSITOR

Cruces entre Gobierno y oposición por el crimen de Fabián Gutiérrez