28/07/2020

BUSCAN UN LUGAR CERCANO PARA EVITAR CONFLICTOS VOLVER

Chiarella aseguró que hay avances para montar la antena en otro predio

Por: Norma Migueles
Cronista

En el inicio de la semana continuaron las protestas de vecinos de barrio Güemes que rechazan la instalación de una antena de telefonía en un predio ubicado en Formosa al 100.

En horas de la mañana de ayer, mientras seguían los reclamos, se acercaron al lugar el intendente Leonel Chiarella; el jefe de Gabinete, Diego Milardovich; el secretario de Infraestructura, Alberto Armas; y los concejales Santiago Meardi, Juan Ignacio Pellegrini, Leonardo Calaianov y Mariana Iturbide, con el objetivo de dar respuesta a los cuestionamientos que vienen planteando desde que comenzó la obra.

El intendente escuchó a los vecinos y dio explicaciones en un escenario de voces de rechazo enfervorizadas de los habitantes del sector, que la semana pasada se dieron cuenta de que a pocos metros de sus viviendas se había iniciado la obra para el emplazamiento de un monoposte.

"No tenemos problema en admitir que se han cometido algunos errores y estamos tratando de solucionarlos. Entendemos el reclamo y la molestia de los vecinos y como pusimos la cara el viernes la ponemos hoy. En ese momento nos comprometimos a varias cosas y una de ellas era ver qué podemos hacer para hallar una solución, y para eso nos reunimos con los gerentes y responsables de las empresas para trasladar la antena a otro lugar. Mientras tanto la obra está paralizada", subrayó Chiarella.

Por su parte, Diego Milardovich aclaró que el diálogo con las empresas continúa y ahora se centra en la búsqueda de un lugar en el que se puedan instalar y no afecte la tranquilidad de los vecinos.

"Para destrabar esta situación nos comunicamos en horas de la mañana con propietarios de terrenos o campos de la periferia, y de contar con la factibilidad técnica se podría definir una nueva radicación", indicó el funcionario. En tanto que el intendente ratificó que mientras se busca una salida que beneficie a todas las partes "la obra está paralizada", advirtiendo que no están exentos de que la situación se judicialice por decisión de la empresa, ante lo cual los vecinos respondieron que también ellos podrían adoptar igual procedimiento en protección de sus derechos.

Abrazo protector

Desde tempranas horas de la mañana del lunes y dispuestos a impedir el avance de la obra, ya que se suponía que iba a llegar el hormigón para hacer las bases del monoposte, los vecinos "abrazaron" la manzana con sus vehículos para impedir el ingreso. Fueron momentos de nerviosismo y presencia policial, si bien los manifestantes se habían posicionado pacíficamente en la calle. Hasta el lugar llegaron los concejales Darío Jeannot y luego Liliana Rostom para hablar con los vecinos. También estuvieron empleados municipales, presuntamente con intenciones de paralizar la obra hasta que se hicieran algunas verificaciones, pedido que también había planteado el bloque de concejales justicialistas en el fin de semana. En horas cercanas al mediodía el secretario de Infraestructura, Alberto Armas, explicó a través de los medios que la documentación requerida será presentada en tiempo y forma al Concejo y recordó que "hay una ordenanza que autoriza este tipo de instalaciones, así como normas de organismos nacionales, y nuestro deber es velar para que se cumplan al pie de la letra".

El funcionario municipal aclaró que hasta la fecha, la empresa responsable de la obra tiene permiso para construir un monoposte, "habrá una segunda etapa cuando la empresa de telefonía intervenga para colocar su equipos y en ese caso tendrá que seguir cumpliendo con los requisitos exigidos, ya bajo la supervisión del Enacom, que además realiza inspecciones frecuentes para verificar que se cumpla con la normativa", explicó y aclaró que esta antena tiene prevista una emisión muy acotada y por lo tanto no hay riesgos.

Sin solución

En horas del mediodía del mismo lunes la situación se volvió a desbordar, ya que los vecinos observaron que, lejos de paralizar la actividad, los obreros seguían trabajando en el predio y esto llevó nuevamente a una explosión de protestas y acusaciones sobre la idoneidad de la empresa y la falta de interés del Municipio respecto de la opinión de los vecinos. En el lugar la concejala Liliana Rostom señaló que fue convocada por los demandantes porque se estaba por rellenar las fosas con hormigón.

"Me parece que estos expedientes deben ingresar a la Municipalidad y también al Concejo para saber qué está pasando, dar respuestas ciertas y no engañar a los vecinos", puntualizó la edila, coincidiendo en la opinión de que las estructuras deben instalarse más alejadas de las concentraciones urbanas. Mientras los vecinos desde la calle aplaudían y a viva voz pedían "que se vayan", en referencia a los obreros de la empresa.

Cabe recordar que el conflicto comenzó a mediados de la semana pasada cuando la gente del barrio descubrió que empezaba una obra y entonces se enteraron de que se iba a instalar un antena de telefonía celular, derivando en una nota a la Intendencia solicitando información oficial al respecto.


Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

ROSARIO Y CASILDA, LAS ZONAS CALIENTES

Diez positivos en Venado y superó el centenar de casos

FISCALIA PEDIRA 25 AÑOS DE PRISION PARA EL ACUSADO

Juicio a un sujeto por abuso sexual de las hijas de su pareja

Villa Moisés. Buscan la intervención integral del barrio. POSTURA DE LOS DISTINTOS BLOQUES

El Concejo debate el proyecto de intervención en Villa Moisés