13/09/2020

PEQUEÑOS LECGTORES VOLVER

La Señorita Jardín

Por: Sarah Mulligan

Hoy les regalamos un pedacito del Cuento: "La Señorita Jardín", de la escritora Sarah Mulligan, para celebrar el Día del Maestro. Pueden ver el cuento completo en nuestra web..."(...) - ¡Yo, el Nardo, doy inicio a la Primera Asamblea Floral de este año!

Camila no sabía si estaba despierta o si estaba soñando porque estaba segura de que las flores no hablaban. De repente, un estallido de aplausos y fragancias exquisitas interrumpió sus pensamientos.

Después, el Nardo dijo:

Toma la palabra la Señora Rosa Roja.

Una voz de terciopelo habló con aroma de rosas:

Lo que estuve yo observando

mientras ella, acá, jugaba,

fue la cara de Candela

que estaba muy apagada.

Si me permite Don Nardo

-a mí no me cuesta nada-

pondré rojo en sus mejillas

con un par de pinceladas.

Cada flor fue hablando, a su turno:

Señoronas, señorones,

quien habla es el Buen Jazmín,

quiero llenar de energía

al tranquilo Benjamín.

Lucas anda preocupado

por su mamá y su papá

¡qué mejor que regalarle

la Alegría del Hogar"!

Yo vi a Felipe con ganas

de bailar con Marisol

Aquí estoy yo con mis giros,

¡el famoso Girasol!

Hoy la vi muy desprolija

a la lindísima Eugenia

yo le adorno los cabellos

con mi gracia de Gardenia.

No se preocupen, señores,

por el resto de la banda

porque a todos tranquilizo

con mi aroma de Lavanda.

Camila estaba de lo más asombrada. Las flores parecían conocer a los chicos en lo profundo de sus corazones y ella, que veía a sus alumnos cada día, no se había dado cuenta de nada.

La imponente voz de Don Nardo interrumpió, una vez más, sus reflexiones:

Ahora viene lo importante:

el tema: "Corte de tallo",

pues se irán de este jardín

apenitas cante el gallo.

Si ustedes quieren brindarse

de algo tendrán que privarse

y después de hacer su obra

pues... habrán de marchitarse.

El Lirio exclamó:

Yo prefiero hacer el bien,

y regalar mis talentos;

¡a los chicos de este mundo

darles mi aroma y mi aliento!

Marchitarme en el jardín

no tiene ningún sentido

¡vivo para perfumar

hasta el último latido!

Con estas palabras del Jacinto, el Nardo dio por terminada la Asamblea Floral y un nuevo remolino de aromas se mezcló con el aplauso de las flores.

La Seño Camila, que se había olvidado por un rato de sus preocupaciones, intentó despegarse del pasto pero, esta vez, tampoco lo logró. Miró las estrellas que titilaban y se dejó acunar por ellas. Después de tantas sorpresas, no tardó en quedarse dormida (...)".


Autora e ilustradora: Sarah Mulligan (todos los derechos reservados)

Puedes conocer más sobre ella y acceder a su obra a través de su web www.sarahmulligan.com.ar

o en a través de su canal de Youtube: Los Cuentos de Sarah Mulligan

También, seguirla a través de sus redes sociales:

Facebook https://www.facebook.com/www.sarahmulligan.com.ar o por Instagram @loscuentosdesarahmulligan

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.