09/10/2020

VECINOS ESTAN EN GUARDIA Y RECHAZAN ESTAS CONSTRUCCIONES VOLVER

A pedido de los vecinos paralizaron la obra de la antena de Chile al 600

Una vez más los vecinos concurrieron al Concejo venadense para que arbitre en una situación que causa inquietud debido a la instalación de un monoposte de 36 metros de altura en un predio ubicado sobre calle Chile entre Runciman y Alem.

Una vez más los vecinos concurrieron al Concejo venadense para que arbitre en una situación que causa inquietud debido a la instalación de un monoposte de 36 metros de altura en un predio ubicado sobre calle Chile entre Runciman y Alem.

El bloque justicialista se hizo eco de la demanda y presentó una minuta de comunicación solicitando al Ejecutivo que se paralice la obra civil hasta tanto se cumplan los requisitos establecidos en la ordenanza, ya que según quedó evidenciado la empresa constructora no contaba con el permiso de edificación correspondiente, si bien el trámite administrativo fue iniciado en noviembre de 2019 y estaba demorada su aprobación. El pedido de suspensión de la obra fue aprobado por unanimidad.

En la oportunidad se hizo presente en el recinto el secretario de Infraestructura y Obras Públicas, Alberto Armas, quien dio algunas explicaciones en base al expediente que obraba en su poder, abundando en explicaciones técnicas que poco interesaron a una veintena de vecinos que se acercaron al lugar. Luego, el funcionario mantuvo un extenso debate con el edil justicialista Pablo Rada, quien advirtió sobre la necesidad de "asumir las responsabilidades que le competen como gobierno y no tirar para la anterior gestión todos los problemas, engañando a los vecinos. No autorizamos nada, en su momento ingresó un expediente, como tantos otros, y la obra no fue autorizada", precisó quien ocupara esa misma función en el gobierno de José Freyre.

Por su parte, Armas advirtió a los vecinos que las ordenanzas autorizan la obra civil y en caso de cumplir con la documentación faltante, el proyecto estaría en condiciones de continuarse.

Voz de los vecinos

En representación de los habitantes del barrio San Martín, donde está enclavado el monoposte, y contando con el acompañamiento de los barrios linderos, Victoria, Iturbide y Alejandro Gutiérrez, los demandantes entregaron una nota firmada por casi 200 vecinos de estos sectores solicitando que se revea la instalación de antenas de telefonía en el lugar mencionado.

Como portavoz del grupo, Walter Clark planteó objeciones por los eventuales perjuicios que una estructura de estas características puede causar en la población cercana, sobre todo porque la misma puede ser usada por más de una empresa de telefonía, con lo cual se incrementaría la actividad.

"Hay cuestiones que son legales, pero no son éticas, porque atentan contra el bienestar de los vecinos", advirtió ante la posibilidad de que una ordenanza habilite la instalación de las antenas y recordó que "este es un barrio humilde, con casas de gente trabajadora, y ese bodoque no se mimetiza con el ambiente".

Otro dato aportado por Clark resultó cuanto menos que inquietante, porque la gigantesca estructura de cemento de 36 metros de altura se habría construido entre la tarde del viernes y la mañana del sábado, cuando los vecinos vieron erigido este mástil en el centro de la manzana, "en la mañana del sábado nos enteramos de que en el barrio había una antena", señaló.

Más adelante añadió: "Queremos que lleven esa antena hacia la zona rural, y no a otros barrios que sufrirían el mismo problema que nosotros. No estamos contra la tecnología, sino que cuidamos nuestro barrio y nuestra salud, esas estructuras se pueden hacer en el campo, seguramente con mayor altura para tener mejor alcance, y eso implica mayor inversión para las empresas, que es lo que no quieren hacer. Les pedimos entonces (a las autoridades locales) que se pongan de nuestro lado y nos apoyen, que cuiden nuestro barrio y nuestra gente", solicitó enfáticamente.

Por su parte, Oreste Tisera, presidente de la vecinal del barrio San Martín, pidió una definición clara para llevar al resto de los vecinos, que ante la imposibilidad de realizar reuniones decidió esperar en el barrio los resultados de la presentación.

"Tememos que se puedan originar situaciones de violencia porque hay gente muy enojada y no todos apuestan al diálogo, así que les pedimos que esperen los resultados de la reunión con la esperanza de que podamos llevar un mensaje positivo y que esta obra se paralice", indicó el dirigente, quien valoró el compromiso de los vecinos, sobre todo de gente joven defendiendo la calidad de vida de la barriada de la zona sur. Nueva ordenanza

resultados de la reunión con la esperanza de que podamos llevar un mensaje positivo y que esta obra se paralice", indicó el dirigente, quien valoró el compromiso de los vecinos, sobre todo de gente joven defendiendo la calidad de vida de la barriada de la zona sur.

Nueva ordenanza

Desde el bloque justicialista recordaron que ante sucesos anteriores de similares características, con vecinos del barrio Güemes y de San José Obrero, "se solicitó a la Secretaría de Infraestructura y Medio Ambiente que no autorice nuevos permisos de obra de esta índole y se informe al Concejo sobre la totalidad de las actuaciones realizadas al día de la fecha sobre los diferentes expedientes de este tipo que se encuentran tramitándose en el Municipio de Venado Tuerto, a los efectos de tomar conocimiento y evaluar los pasos a seguir en cuanto a brindar la información a los vecinos afectados, que a la fecha no tuvo respuesta por parte del Ejecutivo Municipal", además de advertir que en esa oportunidad presentaron un proyecto de ordenanza regulatoria que le otorgaba voz a los vecinos, "sin embargo hasta la fecha no logramos consenso con los ediles oficialistas para a tratar este tema y las obras (de antenas) continúan en la ciudad". Es de esperar que ese encuentro se concrete en el corto plazo y si bien no se puede legislar hacia el pasado, podría evitarse que continuaran instalando antenas en el centro de las zonas urbanizadas.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.