12/10/2020

EL SERVICIO PODRIA RETORNAR EL MES ENTRANTE VOLVER

El Municipio lleva invertido más de siete millones de pesos en la recuperación de los colectivos

Por: Santiago Balagué
Cronista

El Gobierno de Venado Tuerto trabaja en la puesta a punto de las unidades que conforman el sistema de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) con la idea de relanzarlo antes de fin de año. Según explico el subsecretario de Movilidad local, Eugenio Bernabei, aprovechando la desactivación obligada del servicio por las restricciones en torno a la pandemia de Covid-19, se puso en marcha un plan de recuperación integral de las unidades, las cuales estaban en muy mal estado.

"Allá por el 20 de marzo tomamos de la determinación de suspender el sistema de transporte en función a las restricciones inherentes a la pandemia de Covid-19, suspensión que continúa hasta el día de la fecha. Sin embargo, en función de esta paralización, comenzamos a desarrollar trabajos de mantenimiento intensivo en las unidades, porque las condiciones en las que se encontraban eran pésimas", comentó Bernabei, señalando como dato que grafica esta situación que "recibimos un sistema con las verificaciones técnicas (VTV), que son obligatorias, vencidas desde 2016".

Para revertir esta compleja realidad "llevamos siete millones de pesos invertidos en la reparación de los vehículos, ya sean cuestiones estéticas hasta lo más profundo, porque desarmamos motores, cajas de cambio, diferenciales; hicimos frenos, cajas de dirección, barras de dirección y hasta cambio de pisos, porque estaban literalmente podridos", exclamó el funcionario.

Asimismo consideró que "si no se detenía el servicio hubiésemos tenido que continuar como se venía haciendo en la anterior gestión, con la rotura de dos o tres unidades por día, sin poder respetar los recorridos ni las frecuencias". Y añadió: "La recuperación total de los colectivos era un trabajo que teníamos pensado hacer y pudimos realizarlo con la intensidad y profundidad que se requería".

Las reparaciones están hoy en un 70 por ciento de lo que se había planificado. Cabe recordar que hoy se cuenta con cuatro líneas que las recorren dos unidades cada una, es decir que se necesitan ocho vehículos para brindar el servicio básico. "El sistema posee 15 unidades en total, y no había ni una sola en condiciones. Hoy tenemos vehículos que están listos y otros que aun necesitan detalles, como las luminarias, ya que estamos cambiando los faros delanteros de todos los colectivos. Todas estas mejoras tienen que ver con la seguridad de los pasajeros y de los propios empleados municipales que tenían que estar al frente de las unidades, exponiéndolos con cuestiones que no son gratas, porque debían lidiar con problemas que iban desde la ausencia de limpiaparabrisas hasta la falta de frenos", puntualizó el subsecretario.

Planificar el retorno

"Estamos planificando la vuelta al sistema con una dotación reducida para poder tener una rotación del personal que nos permita armar burbujas y aislarlos ante un eventual contagio de Covid, y de este modo continuar brindando el servicio", señaló Bernabei.

Seguidamente hizo mención a los pedidos que se efectuaron desde el Concejo Municipal para retomar el servicio, precisando que "no se puede volver con la totalidad de las unidades y el personal, porque ante algún hecho de Covid, por protocolo, deberíamos volver a suspenderlo. Por eso estamos previendo una prueba con el sistema reducido", sosteniendo que la apuesta tiene como meta el mes de noviembre.

El funcionario a su vez brindó datos sobre la utilización del servicio, obtenido a través del sistema de la tarjeta SUBE: "Si tomamos como referencia el año 2019, el 62 por ciento de los pasajes correspondían a docentes, alumnos y jubilados. Hoy los dos primeros grupos están exceptuados de movilizarse, y los jubilados, por ser población de riesgo, deben reducir al máximo los traslados. Este planteo se lo hacíamos a los concejales: cómo procedemos si una persona mayor quiere subirse al colectivo, cómo le decimos que no, que para cuidarlo es mejor que no se movilice en el transporte público. Con estos números nos queda un 38 por ciento, que son 18 mil pasajes al año, es decir 300 personas por semana y si se divide por la cantidad de líneas arroja un valor muy bajo. Con esto no queremos deshumanizar o desentendernos de la necesidad que implica para estas personas tener el transporte, pero son datos que debemos tenerlos presente".

Frecuencia y recorrido

"El compromiso es que, al momento de retornar, sea con un servicio acorde a lo que la población necesita", afirmó el jefe de la cartera de Movilidad, remarcando que se está trabajando con todo el personal del área de Transporte Urbano de Pasajeros para determinar si es necesario un cambio de recorrido y que se mejoren o respeten las frecuencias.

"Estamos trabajando en función de los recorridos, ya que todas las líneas estaban pensadas para que pasaran a la ida y la vuelta por el viejo Hospital Gutiérrez, que ya hace tres años se mudó al nuevo edificio. Es decir que tenemos una lógica de funcionamiento que hoy no va de la mano con lo que la ciudad necesita. Por eso se le solicitó al área de Salud contar con un mapa de las atenciones, ya que uno de los aspectos es tener recorridos que estén vinculados con estas prestaciones, que hoy sólo el 17 por ciento se desarrollan en el Hospital y el resto se brindan en los centros de salud barriales, por eso una de las lógicas está relacionada con unir al barrio con dicho centro de atención", especificó Bernabei.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.