16/10/2020

LOS NEGOCIOS DEL RUBRO MULTIPLICARON LAS VENTAS VOLVER

Furor por piscina en el patio ante obligado veraneo en casa

Por: Juan Franco
Análisis

Cuando comenzó el aislamiento por la pandemia de coronavirus, casi siete meses atrás, nadie imaginaba que la crisis también condicionaría las fiestas de fin de año y las vacaciones de verano. Pero eso, con mayor o menor intensidad, ya es un hecho. En consecuencia, así como se disparó la demanda por el alquiler de casas quinta en las afueras de la ciudad, también se multiplicó el interés por instalar una piscina en el patio de casa. Tal vez una justa recompensa para disfrutar en familia luego de un año estresante como pocos. "Pagamos la pileta con lo que ahorramos de vacaciones", justifican algunos.

Gustavo Pettarin, uno de los referentes de Pettarin Vaccarini Caños y Accesorios, contó que "hace más de 10 años incorporamos a nuestro negocio la comercialización de piscinas, y sin bien disfrutamos de épocas muy buenas, lo que estamos viviendo ahora no tiene precedentes. No tengo las cifras exactas, pero no tengo dudas de que respecto del año pasado, al menos, estamos cuadruplicando la ventas de piscinas en este período de primavera-verano". Cabe acotar que desde julio último representan a Vulcano, fabricante de piscinas a través de la marca Moldear y líder nacional en la producción de filtros, bombas y accesorios.

"La fábrica otorgó un cupo semanal a cada distribuidor porque hay problemas de abastecimiento con los equipos de filtrado y accesorios en general, e incluso hay algunas medidas y modelos de piscinas que no tenemos en stock y entonces se producen algunas demoras en los pedidos. En nuestro caso estamos entregando las piscinas con sus filtros y accesorios, pero hay personas que construyen piletas de hormigón, por ejemplo, y no disponemos de los equipos complementarios que nos solicitan", justificó Pettarin.

"Si el cliente elige una de las piscinas disponibles, que exhibimos frente a nuestro local de avenida Luis Chapuis al 3600, en menos de 15 días empezamos la instalación. Nos ocupamos de todo, incluyendo el ingreso de la piscina a la vivienda con hidrogrúas si fuera necesario. Y las colocamos con losa de hormigón en el fondo, pilotes en las veredas, lajas atérmicas, sistema de iluminación y demás", enumeró.

"El problema puede surgir si el cliente elige un modelo que debemos pedir a fábrica porque hay demoras en las entregas de entre 40 y 45 días", advirtió el comerciante, destacando que en Venado, aunque varían los diseños, el tamaño de piscina más solicitado es de 6 x 3 metros. "Pero este año es distinto a todos porque la gente está desesperada por pasar el verano con la piscina en el patio de su casa. Hay clientes -puntualizó- que en lugar de esperar la llegada del modelo que más le gustó en el catálogo, prefiere llevarse el que está en stock para asegurar que en diciembre ya la puedan disfrutar".

"Nunca vimos nada igual"

Desde sus inicios, en la década del '90, La Casa del Instalador, con sede en Estrugamou al 1800, se hizo fuerte en la comercialización e instalación de piscinas, una especialidad que sostuvo con éxito a lo largo de los años. Ante la consulta de este diario, el fundador del comercio, José Luis Díaz, sintetizó que "la demanda de instalación de piscinas creció notablemente en estos últimos tiempos, en especial cuando la gente descubrió que la pandemia era una cosa seria y se extendería también hasta las vacaciones veraniegas". Y agregó: "Estamos vendiendo piscinas de fibra de vidrio desde fines del '93, así que me sobra experiencia para comparar y desde ya que nunca habíamos visto nada igual".

Más adelante, Díaz puntualizó que en la actualidad es distribuidor exclusivo en la región de las piscinas IPC, con sede fabril en la provincia de Mendoza, y subrayó la coincidencia de un fuerte incremento de la demanda por los efectos de la pandemia, al mismo tiempo que se multiplican las complicaciones para brindar las respuestas a los clientes en tiempo y forma, porque la atención al público dentro del local debe restringirse por la crisis sanitaria y las fábricas proveedoras, por idénticas razones, tampoco trabajan en un ciento por ciento. Por si todo eso fuera poco, recordó que "muchos de los insumos utilizados en la fabricación de las piscinas y el resto de los equipos son importados y todos sabemos las dificultades que atravesamos como país en ese terreno por culpa de la crisis cambiaria".

Para dimensionar el escenario, el comerciante puntualizó que "a las personas que concurrieron al negocio en los últimos días le estamos dando turno de instalación para fines de diciembre, y en algunos casos ya acordamos fechas para enero". Y añadió que "al cliente no podemos prometerle fechas de entrega desde fábrica porque es imposible en estas condicones, sólo nos comprometemos con plazos estrictos cuando se trata de piscinas, equipos y accesorios que tenemos en stock".

"Trabajamos con nuestros propios equipos de instaladores especializados, uno que se ocupa del traslado, excavación y colocación, y otro que se hace cargo de la instalación del equipa miento y accesorios y todos los detalles de terminación de la piscina, incluyendo desde la base hasta las veredas perimetrales; en condiciones normales, en tres o cuatro días concluimos el trabajo con todas las garantías", redondeó José Luis Díaz.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

AL BORDE DE LA SATURACION EN INTERNACION COVID

Cuatro muertos y fuerte suba de contagios en Venado

INSEGURIDAD RURAL Y EXPECTATIVA POR REFORMA POLICIAL

En Santa Fe, hay un policía cada 20.000 hectáreas de campo