16/10/2020

EL PEQUEÑO MERCADO LOCAL YA ESTA CASI AGOTADO VOLVER

Se sostiene la alta demanda de casas quinta a pesar de costos siderales

Por: Juan Franco
Análisis

El Gobierno nacional está tomando medidas para resucitar la actividad turística en el verano, aun con todos los cuidados en el marco de la pandemia de coronavirus, y de hecho acaba de autorizarse la reanudación del transporte aéreo y ferroviario, además de los micros de larga distancia. Sin embargo, la incertidumbre por la situación sanitaria en los próximos meses decidió a muchos a desistir este año del río, la montaña o el mar, y en cambio permanecer en la ciudad, aunque en entornos amplios, arbolados y con buenas piscinas para disfrutar de la temporada estival. Y entonces las casas quinta, o de fin de semana, se transformaron en el objeto del deseo, no sólo en Venado Tuerto, sino que en otros puntos del país ocurre lo mismo.

En busca de precisiones, El Informe consultó a referentes locales del rubro inmobiliario, como Romina Columbich, con una década de rodaje en la actividad, quien señaló que "el interés por el alquiler temporario de casas quinta superó todo lo conocido hasta el momento, porque nunca hubo tanta demanda y menos aún con semejante anticipación. Aún es prematuro para un balance definitivo, pero respecto del año pasado se triplicó esta clase de operaciones inmobiliarias".

"Por lo general estas búsquedas comienzan en noviembre o diciembre, pero este año recibimos llamadas desde principios de septiembre. Muchas familias no se animan a organizar viajes hacia destinos turísticos tradicionales porque nadie sabe cómo estará la situación sanitaria en los próximos meses, ni cómo actuará cada gobierno provincial. Y muchos nos dicen que este verano prefieren disfrutarlo al aire libre en la ciudad y con todas las prevenciones para bajar los riesgos de contagio", puntualizó la abogada y corredora inmobiliaria.

"El mercado de casas quinta en Venado es reducido y con una demanda temprana la oferta está prácticamente agotada. La mayoría de los interesados consulta por alquileres de una semana o 15 días, aunque también los hay pidiendo por tres meses (diciembre, enero y febrero)", relató, acotando que algunos propietarios habían alquilado sus quintas para eventos (por un día) antes de la pandemia y esas fechas, que se fueron postergando, podrían cumplirse este verano, si es que se habilitan las reuniones sociales con mayor número de personas.

"A la mayoría de los interesados no le preocupa si es en Los Robles, Los Pinos u otro punto de la ciudad, pero todos piden espacios amplios, arbolados, seguros y con piscina", resumió la especialista, observando que hoy ni siquiera se sabe si los clubes ofrecerán sus temporadas de verano, pero aun así son muchos los que de antemano eligen ámbitos privados para compartir con familiares o amistades, evitando la aglomeración de los espacios públicos.

Por otra parte, y como era esperable ante semejante demanda, los precios se dispararon. "Hoy lo más económico por una semana de estadía no baja de 25 mil pesos, aunque sin habitaciones para pernoctar (sólo pileta, baño y cocina), mientras que para una casa quinta completa, con todas las comodidades y el equipamiento para instalarse, el costo semanal arranca en los 50 mil pesos", especificó Columbich.

"Todos los días consultan por casas quinta y quedan muy pocos lugares, algunos de ellos bastante por encima de 50 mil pesos semanales. Por lo general son propietarios que no tienen urgencias de dinero, y si no consiguen alquilar por ese precio prefieren disfrutar de las instalaciones ellos mismos. Para nuestra sorpresa, algunos clientes, en general con hijos pequeños, que tal vez viven en departamentos, salieron a buscar casa para alquilar en el centro o en la periferia con la única condición de que tenga patio y pileta. Sin dudas, estamos viendo cosas inéditas", reconoció la responsable de la inmobiliaria.

Precios insólitos

Por su parte, el corredor inmobiliario Eduardo Di Nardo consideró que el alquiler temporario de casas quinta, sea por un día, un par de semanas o todo el verano, "en Venado representa un mercado muy pequeño", contrastando con Rosario, por ejemplo, que exhibe un gran desarrollo en enclaves adyacentes, como Fisherton, Roldán o Funes. "En general hay pocas propiedades en alquiler y entre ellas son una mínima expresión las casas para la temporada estival", señaló el experto. Además aclaró que nunca se dedicó a los alquileres de casas de fin de semana, cuyo carácter temporario exige contratos especiales, con numerosos requisitos, y aun así "es un negocio de alto riesgo y baja ganancia para las inmobiliarias".

"Aunque no estoy gestionando alquileres de casas quinta, sé que están pidiendo precios insólitos y no me interesa defender esas pretensiones", enfatizó Di Nardo, aunque reconoció que si se sostienen las restricciones por la pandemia, todas las casas quinta serán alquiladas, a pesar de los precios exorbitantes. De todos modos, exteriorizó su ilusión de que en las próximas semanas, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan, "el Gobierno pueda habilitar algunos destinos turísticos en el país y la situación se vaya normalizando paulatinamente".

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.