21/11/2020

EL PAIS DEL INTERIOR QUE NO QUEREMOS VER VOLVER

Abigail en brazos de su padre y formoseños que esperan volver

Dos casos ocurridos en las provincias de Santiago del Estero y Formosa, llaman a reflexionar sobre la forma en que funcionarios ejercen su autoridad en nombre de un aislamiento por la pandemia, que aunque es necesario, a veces supera los límites establecidos. Una padre con su hija enferma en brazos por no poder pasar un control policial en Termas de Río Hondo y más de 8 mil formoseños que esperan que el gobernador Gildo Insfrán cumpla la orden de la Corte Suprema y los deje volver a sus hogares tras ocho meses en las rutas. son dos hechos que en las últimas horas mostraron que hay una Argentina que no queremos ver

Ante la viralización y el repudio en redes por un video que muestra al padre de una niña santiagueña llevándola en brazos luego de que le realizaran un tratamiento oncológico en Tucumán y no poder pasar en un control policial, el intendente de Termas de Río Hondo, JorgeMukdise dijo en diálogo con Télam que "es una situación que nos preocupó, no nos gusta que haya pasado, ya que deberían haber ingresado sin ningún problema".
"Al ver el video sería imposible no sensibilizarse, no solo como funcionario sino como padre", dijo Mukdise y agregó que "hace tres años que Abigail padece de un cáncer de hueso, que le afecta la rodilla y son contantes sus consultas en la vecina provincia, con lo que nunca tuvo problemas, ya que incluso es trasladada en vehículos de la municipalidad".
El funcionario comunal expresó que "muchas veces las personas cometen errores", por lo cual "se investigará el accionar" del agente policial que impidó el pase.
Al ser consultado sobre la causa por la que no se le permitió ingresar a la ciudad termal, el mandatario indicó que se trató de un error: "Creo que hubo un exceso de confianza del ir habitualmente hacia Tucumán y relajarse con los permisos y documentación", por un lado, y además a eso se sumó, según el funcionario, que "el agente policial no pudo resolver rápido la situación, se abatató o interpretó mal, frente a un papá angustiado".
Sobre el incidente, el intendente recordó que sucedió el lunes a las 14: "Yo tomo conocimiento a las 14.40 y apenas me entero, traté de solucionarlo" se justificó.
"De todas maneras esto no debería haber ocurrido, no tiene que esperar ni 10 segundos", enfatizó Mukdise y se mostró conmovido al decir que "Abigail no debería haber vivido esa situación tensa".
"Nosotros conocemos a Abigail desde que comenzó con esta lucha, es una niña de 12 años hermosa y con una actitud positiva hacia la vida", reflexionó.
Por su parte y en diálogo con medios de Buenos Aires, el padre de la niña explicó que le pidió a su mujer que lo filmara llevando a su hija en brazos: "Le dije que grabe lo que me estaba haciendo porque no es la primera vez que me pasa", dijo. "Necesitaba que todos sepan lo que estaban haciendo con mi hija. Ha quedado traumada con todo lo que pasó. Cada vez que se levanta dice que 'los policías son malos'", narró a LN+.
Finalmente, la asesora General Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, Yael Bendel, opinó sobre el caso y aseguró que "si el personal de seguridad que impidió el traslado de la niña conociera las leyes de protección integral de niñas, niños y adolescentes, debería haberlos asistido y allanar el camino hasta su domicilio".
La asesora porteña consideró que la escena capturada en video y difundida en redes sociales y en los medios de comunicación "es desgarradora y frente a este episodio cabe reflexionar que nuestra normativa constitucional obliga a respetar el interés superior del niño y como tal, no hay norma que lo supere".
De manera que Bendel opinó que "así como hay una ley Micaela que obliga a todas las personas que trabajan en los organismos públicos a formarse en materia de género también deberían existir una formación continua y obligatoria en protección de derechos de niñas, niños y adolescentes".

Formoseños lejos de Formosa

Acorralado por la Corte Suprema de la Nación, el eterno gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, se reunió con los intendentes y presidentes de comisiones de fomento de esa provincia para "coordinar el trabajo" para el ingreso de más de 8 mil personas a la provincia, tras la decisión de judicial.

El jueves, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó a Formosa que permita el ingreso a su territorio de los ciudadanos de esa provincia que no pudieron regresar desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, que suman 8.321 personas, y le dio un plazo máximo de 15 días hábiles, contando a partir del pasado jueves.
En ese sentido, Insfrán lejos de hacer una autocrítica, se limitó a decir: "somos respetuosos de las instituciones de la República y por esa razón cumpliremos con lo ordenado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación".
Llegada la noche del viernes y a través de un mensaje publicado en sus redes sociales, el mandatario norteño informó que se reunió "con todos los intendentes y presidentes de comisiones de fomento para coordinar el trabajo frente al enorme desafío que asumimos como pueblo unido, organizado y solidario".
Sostuvo que "es un riesgo sanitario muy grande ingresar a más de 8 mil personas de zonas con circulación viral a nuestra provincia, que tiene la menor cantidad de contagios del país".
En la reunión, Insfrán estuvo acompañado también por el vicegobernador Eber Solís y el jefe de bloques de senadores del Frente de Todos, José Mayans.

La situación de los formoseños y las formoseñas que aún no lograron ingresar a su provincia es alarmante. A casi ocho meses de la declaración de la emergencia sanitaria a causa del COVID-19,

Para muchos formoseños el contexto es más que dramático. La imposibilidad del regreso presentó diversas situaciones que no han sido atendidas por la provincia que gobierna Insfrán desde hace 25 años. Muchos debieron dormir en la ruta e incluso quedaron a la intemperie en otras provincias por la falta de recursos para retornar y la inseguridad de que allí la Policía de Formosa los dejaría ingresar.




Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.