23/11/2020

OTRA CONDENA EJEMPLAR EN EL SUR SANTAFESINO VOLVER

Prisión perpetua para el femicida de Katherine Quinteros

Por: Norma Migueles
Cronista

Un hombre de 29 años, identificado como Oscar Walter Cejas, fue condenado a prisión perpetua como autor del femicidio de la joven madre Katherine Macarena Quinteros, cometido en 2018 en la ciudad de Rufino.

La sentencia fue impuesta por unanimidad por el tribunal integrado por los jueces Eduardo Bianchini (presidente), Paula Borrello y Benjamín Révori, en el marco de un juicio oral y público que finalizó el viernes en los Tribunales de Venado Tuerto.

Cejas fue condenado en primera instancia por la autoría del delito de homicidio agravado (por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género). La defensa del acusado hizo reservas para apelar la sentencia, por lo tanto todavía no está firme.

Violencia preexistente

"Los magistrados condenaron a Cejas por la misma calificación penal que le atribuimos en la acusación e impusieron el monto de la pena que habíamos solicitado en nuestros alegatos", valoraron los fiscales Horacio Puyrredón y Mariana Vidal.

"Si bien la estrategia defensiva fue intentar plantear circunstancias extraordinarias de atenuación en el accionar de Cejas, el tribunal descartó estos argumentos", señalaron los fiscales.

Los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) agregaron que "de ninguna manera puede entenderse que presuntas conductas de la víctima podrían atenuar la pena para el condenado". En tal sentido, indicaron que "en el debate quedó claramente acreditado el femicidio como tal y la violencia de género preexistente que venía sufriendo Quinteros".

Al respecto cabe recordar que el día de la audiencia imputativa, antes de bajar a la sala, el homicida sufrió una crisis de nervios, por lo que debió postergarse la audiencia hasta el otro día.

Noche del crimen

Puyrredón y Vidal recordaron que "el femicidio de Quinteros fue cometido el miércoles 14 de febrero de 2018 en una vivienda ubicada en calle Carlos Gardel al 1500 de la ciudad de Rufino". Asimismo, especificaron que "el acusado mantenía una relación de pareja con la víctima y tenía dos hijas en común con la mujer".

Los funcionarios del MPA precisaron que "el delito fue cometido aproximadamente a las 23" y agregaron que "el acusado le asestó una puñalada en el tórax a Quinteros con un arma cortante tipo cuchillo", ocasionando la muerte instantánea. En la misma habitación dormía una de las hijas mellizas de la pareja y un hermanito menor de edad.

"Luego de cometer el femicidio, Cejas se dio a la fuga con el arma homicida en dirección a la ruta nacional número 7", relataron Puyrredón y Vidal. Al respecto, añadieron que "fue aprehendido por personal policial alrededor de las 4 de la madrugada en una estación de servicios ubicada sobre la misma ruta".

Cejas y Quinteros convivieron unos meses previos en la localidad de San Gregorio, donde la joven vivió un calvario, hasta que decidió volver a casa de sus padres con sus dos hijas mellizas de pocos meses, lo que generó un estado de descontrol emocional en su pareja.

Antes de regresar a Rufino, la joven ya había pasado por situaciones de violencia de género: quemaduras de cigarrillo y de agua hirviendo en el cuerpo o golpes de puño. Según los comentarios, Cejas era una persona violenta y, por su trabajo en el campo, era hábil manipulador de cuchillos.

Hasta hubo un confuso episodio donde el acusado se enfrentó a su ex suegro, provocándole cortes con un cuchillo en el brazo izquierdo. Por esa razón, se dictó una medida judicial para que no pudiera acercarse a la casa de sus suegros o a la de su ex pareja.

Condena ejemplar

El resultado de este juicio es meritorio y una vez más la Tercera Circunscripción Judicial sienta un antecedente invaluable para los derechos de las víctimas de violencia de género. Al respecto cabe recordar que hace pocos días la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Venado Tuerto ratificó la condena de prisión perpetua para José Fuentes (49) por el femicidio de Patricia Zeballos.

También cabe preguntarse en ambos casos si el Estado no falló en su faz preventiva, ya que ambas mujeres sufrían violencia de género, violencia económica y emocional, y su asesinato era un desenlace previsible y anunciado por los femicidas.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL INTENDENTE CHIARELLA Y EL SECRETARIO ROSATI VISTARON LOS TRABAJOS EN CALLE PIACENZA

Más obras: el Municipio y los vecinos de barrio Norte lograron pavimentar dos nuevas cuadras

PROPUESTA DEL EX FUNCIONARIO MUNICIPAL MARTIN BONADEO

Ciclovías, un proyecto saludable y adaptable a la ciudad