23/11/2020

TAMBIEN SE AGRAVA EL DESABASTECIMIENTO DE MATERIALES DE CONSTRUCCION VOLVER

Rasia: "Varias industrias metal mecánicas están a punto de parar por falta de insumos"

Por: Juan Franco
Análisis

Al notable repunte de la construcción, cuya actividad está hoy un 25 por ciento encima del comienzo de la pandemia, se sumó la recuperación de la producción industrial, que ya alcanzó los niveles de la pre-pandemia, pero esa auspiciosa demanda, que podría dar lugar a un crecimiento sostenido de la actividad económica y la creación de fuentes laborales, está siendo en buena medida neutralizada por el desabastecimiento de insumos. Sobre este fenómeno, que también impacta con fuerza por estos días en el sur santafesino, el presidente de la Cámara Regional de Industria y Comercio Exterior (Cricex), Ariel Rasia, confirmó que "las empresas locales y regionales de la industria metal mecánica y de la construcción están sufriendo serios inconvenientes para el acceso a los insumos siderúrgicos (hierros, caños, perfiles, chapas, mallas, alambres, etc.) y se vuelve imposible cumplir los compromisos asumidos, como así también presupuestar nuevos trabajos. No hay certeza en los precios ni tampoco en los plazos de entrega", sentenció.

"Hasta ahora detectamos que si los comerciantes del rubro tienen garantizada la inmediata reposición de stock por parte de sus proveedores, entonces cotizan y venden sin problema, pero caso contrario evitan desprenderse de esos insumos, es decir que condicionan la venta a la preservación de su stock de materiales", describió el dirigente gremial empresario. Y agregó: "Desde el comercio minorista y mayorista argumentan que ellos no pueden hacer otra cosa, ya que están sufriendo restricciones en la provisión al mercado interno desde las grandes usinas de producción, como Acindar y Siderar, y no hay dudas de que este proceso está atado a la incertidumbre que genera la amplia brecha entre la cotización del dólar oficial y su valor en el mercado paralelo".

Más allá de las especulaciones respecto del tipo de cambio en insumos dolarizados, y la cartelización de varios de ellos, el referente de Metalúrgica Air Silven admitió que "la pandemia también ocasionó efectos adversos, que continúan en la actualidad, impidiendo una producción siderúrgica al ciento por ciento de las posibilidades, debido a que hay áreas clave operando con menor cantidad de personal por protocolos sanitarios, como así también por casos positivos de Covid, que a su vez obligan al aislamiento de numerosos empleados. Y estos problemas que invocan los fabricantes también se replican en las distribuidoras de todo el país, generando dificultades insalvables en la cadena que más tarde padecen los comerciantes y los consumidores", sostuvo.

De todos modos, ante la inusitada gravedad del escenario las autoridades nacionales habrían avanzado en gestiones de última hora en busca de regularizar esta situación de escasez de insumos críticos, que la Cricex, el Centro Comercial, el Parque Industrial y la Sociedad Rural, ya habían denunciado en el documento conjunto que hicieron público una semana atrás. Y en este sentido trascendió que las paradas de mantenimiento que Acindar y Siderar cumplen todos los años en diciembre y enero, en este verano no se harían a los efectos de empezar a normalizar la entrega de insumos para la industria.

"Desde el sector aguardamos una pronta solución porque si no se normaliza el abastecimiento en los próximos días, hay empresas de Venado que evaluarán seriamente adelantar las vacaciones para diciembre, con la expectativa de que más adelante cuenten con la materia prima indispensable para producir. La verdad es que no queda otra opción, porque en estas condiciones el industrial no puede trabajar, ni siquiera hacer cotizaciones. Y es lamentable porque se anula la posibilidad de generar fuentes laborales, aunque sea transitorias, en virtud del crecimiento de la demanda", señaló Rasia.

"En el Parque Industrial la mayoría de las empresas recobró el ritmo productivo pre-pandemia, y en algunos casos se incrementó, como en Essen Aluminio, con un repunte interanual del 20 por ciento. Claro que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) ayudó en algunos casos a sostener las fuentes laborales en los meses más duros, pero hoy la realidad en general es favorable, más allá del perjuicio derivado de la falta de insumos", completó.

Construcción quiere pero no la dejan

Los corralones de materiales atraviesan graves complicaciones con el persistente desabastecimiento, hasta el punto tal que ante la falta de precios de referencia e insumos, el Gobierno decidió echar mano a la Ley de Abastecimiento e intimar a las empresas del sector a garantizar la provisión de materiales y a producir "hasta el más alto grado" de su capacidad instalada. La norma, que regirá hasta el 31 de diciembre, intenta responder a los faltantes de insumos básicos luego del aumento de la demanda tras la salida de la cuarentena, reflejando la fuerte inversión de diversos sectores en el negocio de la construcción, devenido refugio de valor en un bien dolarizado como 'el ladrillo', en un escenario de súper cepo cambiario y brecha extra large entre el dólar oficial y el paralelo, que ubica el costo de la construcción, medido en dólares, en uno de los más ventajosos de los últimos 40 años en la Argentina. El principal referente de Construshop, Marcelo Orso, comentó a El Informe que "en casi 40 años ligado al corralón de materiales jamás había transitado una situación como la actual, con un inédito desabastecimiento en medio de una fuerte demanda. Nunca habíamos estado tan complicados para conseguir materiales". Y sobre los factores que pueden incidir en el fenómeno, observó que son varios: "Uno de los problemas más graves que estamos sufriendo es la falta de cemento porque las fábricas necesitan un insumo importado (clinker) y el Gobierno no autoriza las operaciones para evitar la salida de dólares; y por otro lado escasean el hierro, las chapas, las mallas, entre otros productos de origen siderúrgico, y todos suponemos que los fabricantes no quieren vender con la referencia de un dólar oficial que estiman atrasado. También es cierto que por la pandemia los corralones cerramos 15 o 20 días, pero la mayoría de las fábricas estuvieron inactivas casi tres meses, y así como nosotros nos quedamos sin stock, ellas también agotaron el suyo y nunca pudieron entrar en un ritmo acorde a la creciente demanda, sobre todo porque al reanudar la producción lo hicieron con menos personal", detalló el empresario, quien citó además el conflicto sindical que frenó por más de 20 días la provisión de arena, a lo que luego se sumó la bajante del río Paraná.

Comparte tu opinión, dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Ultimas Noticias

EL INTENDENTE CHIARELLA Y EL SECRETARIO ROSATI VISTARON LOS TRABAJOS EN CALLE PIACENZA

Más obras: el Municipio y los vecinos de barrio Norte lograron pavimentar dos nuevas cuadras

PROPUESTA DEL EX FUNCIONARIO MUNICIPAL MARTIN BONADEO

Ciclovías, un proyecto saludable y adaptable a la ciudad